• Ardor, estreñimiento y calambres

Ardor, estreñimiento y calambres

Ingiere mas fósforo, calcio y potasio para evitarlos.

Los calambres son comunes durante el embarazo, por lo que se debes procurar ingerir más fósforo, calcio y potasio.

De cara al parto, todavía es más importante que aportes hierro a tu cuerpo y aumentar la cantidad de vitaminas y antioxidantes, para poder sobrellevar mejor el periodo postparto. Es también importante un aumento de alimentos con Omega 3, ya que ayudan al desarrollo del cerebro de tu bebé, la formación de sus retinas, y de su sistema nervioso central. Además, te ayudará a combatir la depresión post parto y a evitar la posibilidad de desarrollar preclampsia o un parto mediante cesárea.

El ardor de estómago, el estreñimiento y los calambres son muy frecuentes en este periodo. Durante el embarazo uno de las molestias que puedes sentir es el estreñimiento. Consumir fibra es fundamental para mejorar el tránsito intestinal y sentirte mejor. Hay alimentos como las semillas de linaza, las semillas de sésamo, el salvado de trigo, las lentejas, el germen de trigo, el centeno y la soja, que son ricos en fibra. Para los calambres procura ingerir más fósforo, calcio y potasio.

Alimentos que contienen Omega 3

Pescados como los arenques, las sardinas, las anchoas, el salmón, los suplementos que tengan aceite de pescado, el atún, verduras de color verde oscuro, pan, huevos, aceite de girasol y nueces, entre otros.

Alimentos que contienen calcio en abundancia

Leche, yogurt, queso o tortillas.
La mayoría de alimentos contienen fósforo por lo que no debes tener deficiencia en tu dieta. Entre los alimentos más ricos en fósforo encontramos: las legumbres, la soja, cereales integrales, frutos secos, carnes y pescado, levadura de cerveza, lácteos ecológicos, yema de huevo, alcachofas, perejil y ajo, entre otros.

Alimentos que contienen potasio en abundancia

soja en grano, tomate triturado en conserva, pistachos, habas, guisantes, judías, higos, ciruela, perejil, almendras, garbanzos, lentejas, aguacate, nueces, piñones, ketchup, castañas, champiñones y avellanas entre otros.
La unión de calcio y fósforo forma los huesos del feto y posteriormente los dientes del recién nacido. El calcio es importante para evitar la descalcificaciones de tus huesos y dientes.
Si tienes intolerancia a la lactosa o alergia a la caseína debes complementar tu dieta con otros alimentos ricos en calcio, como los derivados de soja (batidos de soja, el tofu, etc.) o pescados como: las sardinas en lata, los boquerones o los frutos secos y sus extractos (como la leche de almendras). Si el médico lo cree necesario te recomendará un suplemento en este mineral.

Alimentos que contienen fósforo

La mayoría de alimentos contienen fósforo por lo cual no existe deficiencia en tu dieta, pero hay alimentos ricos en fósforo como son: las legumbres, la soja, cereales integrales, frutos secos, carnes y pescado, levadura de cerveza, lácteos ecológicos, yema de huevo, alcachofas, perejil y ajo, entre otros.

Apúntate al BabyClub

 

Suscríbete

Top