Bebé de 10 meses comiendo

¿Qué alimentos sólidos puede comer un bebé a partir de los 10 meses?

En tema de alimentación, la clave está en empezar a experimentar con nuevos alimentos y crear en casa un menú semanal para niños con recetas que ayuden a la introducción progresiva de sólidos para que puedan comer de todo y empezar a descubrir las texturas que tienen los diferentes alimentos. En este post os vamos a mostrar los alimentos sólidos para bebés a partir de 10 meses y todos los beneficios que tienen para ellos.

Lo más bonito que unos padres y madres pueden tener a lo largo de la vida es ver crecer a sus hijos con salud y buenos hábitos. Inculcarles un estilo de vida saludables es fundamental desde que son bebés.

Por eso, en tema de alimentación, la clave está en empezar a experimentar con nuevos alimentos y crear en casa un menú semanal para niños con recetas que ayuden a la introducción progresiva de sólidos para que puedan comer de todo y empezar a descubrir las texturas que tienen los diferentes alimentos. En este post os vamos a mostrar los alimentos sólidos para bebés a partir de 10 meses y todos los beneficios que tienen para ellos.

Alimentos sólidos para bebés a partir de 10 meses

A partir de los seis meses, los bebés inician la introducción en su dieta de diferentes alimentos complementarios a la leche materna o de fórmula infantil. En este periodo, el bebé empieza a descubrir el excitante mundo de la alimentación, hasta ese momento desconocido más allá de la leche. Los tipos de alimentación y la forma en la que se introducen los alimentos son prácticas muy importantes para la asimilación de hábitos saludables. Cuanto mayor sea la variedad de alimentos que el bebé pruebe en esta transición, más posibilidades tendrá de adoptar una dieta equilibrada y variada. La introducción de alimentos sólidos consiste en desarrollar los gustos de nuestros bebés, no solo de los sabores, ¡también de las texturas!. Los papis y mamis no deben obsesionarse en la cantidad, sino asegurarse de que el bebé tenga la oportunidad de probar las texturas y sabores. Esto beneficiará su desarrollo sensorial y aprendizaje de nuevas habilidades motoras como masticar.

En muchas ocasiones, da miedo pensar si los alimentos sólidos en bebés serán buenos, si habrá algún problema para tragarlos, entre otras muchas más preguntas que nos solemos hacer

Es interesante que la introducción de alimentos sólidos se realice de manera gradual y progresiva, es decir, primero introducir texturas semi sólidas y más adelante con una mayor consistencia. En este sentido, los tarritos con trocitos son una alternativa para empezar continuar dando a tu bebé esos alimentos semi sólidos, después de los cereales, y poder crear un menú semanal para niños adaptado a esta etapa de su desarrollo. Por supuesto, debemos evitar alimentos potencialmente peligrosos para los bebés, como pueden ser los frutos secos (no recomendados hasta que el niño o niña tenga, aproximadamente, dos años y cuente con habilidades para masticar y tragar). Es muy importante supervisar al peque cuando come para ir conociendo sus avances, gustos y, por supuesto, evitar cualquier peligro. Además, si el momento de la comida es divertido, ¡el peque deseará que llegue la hora de la comida con más ganas!

Pero, ¿en qué momento el bebé está listo para ingerir alimentos sólidos? Cada bebé es diferente y cuenta con su ritmo de aprendizaje y desarrollo, por eso, es importante conocer sus habilidades y respetar los tiempos que marque el propio peque. Sin embargo, son muchas las señales que nos muestran que un bebé está listo para empezar con este nuevo viaje. Recuerda seguir siempre las recomendaciones de tu pediatra y comprueba los siguientes aspectos:

  • Si tu bebé puede mantenerse erguido por sí solo.
  • Se sienta bien en la trona para poder comer.
  • Muestra interés cuando ve la comida.
  • Puede agarrar la comida e "interactuar" con ella (sobre todo con la ayuda de una vajilla infantil adecuada).
  • Tiene desarrollados algunos dientes.

Alimentos perfectos para dar en trocitos a tu bebé a partir de 10 meses

Verduras

Las verduras cocidas y bien cortadas son perfectas para que un bebé de 10 meses pueda cogerlas, llevarlas a la boca y masticarlas sin problema. Utilizar las mismas verduras que anteriormente se le daban en puré o tarritos, ahora en trocitos, es una forma de hacer una transición a sólidos con alimentos que le resultan familiares pero con texturas diferentes. Además las verduras son la base fundamental de cualquier dieta y es fundamental inculcarles su consumo desde bien pequeños. Patata, calabacín, brócoli y coliflor, judías verdes, tomate… Son algunas de las piezas que podéis darle para fomentar una dieta equilibrada.

Legumbres

Contienen un gran aporte nutricional y son perfectas para introducirlas incluso antes de que el bebé cumpla los 10 meses (siempre siguiendo las recomendaciones de vuestro profesional de la salud experto en nutrición infantil, ya que cada niño tiene un desarrollo distinto... ¡y eso es normal y positivo!). Se pueden hacer infinidad de recetas con lentejas, garbanzos, guisantes... y ellos también pueden experimentar a comerlas con la mano, de manera que vayan adquiriendo un buen hábito de movilidad. Una fantástica forma de comer legumbres es en tarritos con trocitos de legumbres. Hay varias alternativas, como los tarritos de lentejas con verduras y jamón, un plato completísimo y preparado que se puede convertir en el aliado perfecto.

Fruta

Los colores y sabores suaves de la fruta son un estimulante para hacer una transición a sólidos para los más pequeños. Cortados en trocitos muy pequeños, son cómodos para poder comerlos ellos mismos, sin ayuda, y aportan cantidad de nutrientes. Manzanas, peras, plátanos o naranjas son perfectos para empezar.

Cereales

El pan es uno de los alimentos sólidos para bebés de 10 meses más habituales, además de formar parte de la nuestra pirámide de alimentación, siendo un alimento de consumo diario. Hay que pensar que el pan está compuesto por un cereal y los cereales forman parte de la dieta de un bebé desde bien pequeño. Por lo que empezar a darle pan en trocitos e introducirlo como un alimento sólidos en bebés de 10 meses es ideal. Es recomendable empezar por pequeñas cantidades e ir aumentando su consumo con el tiempo, ver la forma en la que toleran los alimentos. Una buena opción es la versión integral o con grano completo...

La pasta es el alimento estrella para los niños y para los bebés es divertido poder comerla, sin cubiertos, experimentar su sabor... los tarritos con trocitos de espaguetis con carne y verduras son una delicia para ellos y además son perfectos para cualquier mamá o papá que quieren dar a su hijo una alimentación buena, equilibrada y con los nutrientes necesarios, pero que no tienen tiempo para poder realizar cada plato en casa.

Pescado y carne

Alimentos imprescindibles entre los alimentos sólidos en bebés. Empezar dando pequeñas cantidades de pescado, bien limpio y sin espinas, y de carne, sobre todo blanca, porque es más fácil de masticar y digerir, es perfecto para completar el menú semanal para niños. Además con los tarritos con trocitos de bacalao y verduras o los de ternera con arroz, entre otros, comen un plato de lo más completo y aprenden a masticar desde pequeños.

Porque introducir alimentos sólidos en bebés a los 10 meses es un acierto y una manera de contribuir en unos correctos hábitos alimentarios de los más peques de la casa.