Adi√≥s al pa√Īal

La retirada del pa√Īal y la autonom√≠a del beb√©

Es importante saber que el control de esf√≠nteres es un proceso natural, basado, m√°s que en la adquisici√≥n de un aprendizaje, en la maduraci√≥n f√≠sica, y no todos los ni√Īos y ni√Īas llegar√°n a √©l en el mismo momento.

Puede ser que los beb√©s muestren signos de ser capaces de iniciar el proceso de retirar pa√Īal reci√©n cumplidos los dos a√Īos o que a los tres aun tenga dificultades.¬†¬†

La mayor√≠a de los ni√Īos consiguen el control nocturno antes de los 7 a√Īos, no olvidemos que es algo ajeno a su voluntad y no hay re√Īir o avergonzarles por no ser capaces.¬†

Los beb√©s pasar√°n por diferentes fases antes de estar preparados, y adquirir la habilidad de poder esperar y llegar al ba√Īo sin escapes.¬†¬†

  • Primero¬†todos hacen sus necesidades en el pa√Īal sin mostrar inter√©s al respecto ni darse cuenta de lo que hacen.¬†

  • Despu√©s son capaces de mostrarse molestos por llevar el pa√Īal sucio.¬†¬†

  • Luego son capaces de avisar cuando est√°n haciendo pip√≠ o caca en el pa√Īal.¬†¬†

  • Poco despu√©s de eso son capaces de identificar el momento antes de hacerlo e incluso avisar que se lo van a hacer. Pueden empezar a aguantar unos segundos.¬†

  • Finalmente son capaces de identificar las ganas, y avisar antes de que se les escape. Puede ser normal que el tiempo que transcurre entre que avisan y se les escapa sea m√≠nimo y que vaya aumentando poco a poco con el transcurso de los meses.¬†

Desde los 2 a√Īos lo que s√≠ se puede hacer es fomentar su autonom√≠a, para irles preparando para la retirada del pa√Īal. Por ejemplo, usando braga-pa√Īal, y que ellos colaboren a la hora de cambiarlos, animarlos a que se bajen o quiten los pa√Īales y que intenten conseguirlos solos o que intenten solitos poner o quitarse los pantalones.

También realizar actividades de motricidad gruesa que les ayudará a tener una buena coordinación de manos, y a que sean capaz de subirse y bajarse pantalones y la ropa interior llegado el momento.  

Consejos para decir adi√≥s al pa√Īal

El control de esf√≠nteres ser√° un gran avance para √©l y una liberaci√≥n para ti. Pero para abandonar los pa√Īales tu hijo tiene que mostrar una serie de se√Īales que te indiquen que es el momento de intentarlo.¬†

Todo a su tiempo. Por muchas ganas que tengas de que tu peque√Īo estrene esa ropa interior tan divertida que le has comprado, no debes adelantarte a quitarle los pa√Īales si no est√° lo suficientemente preparado.¬†

Para conocer que ha llegado el momento oportuno, tendrás que observarle. Más que en la edad, fíjate en otras cuestiones como: 

  • Pasa muchas horas con el pa√Īal seco.¬†

  • Hace pis de una vez y de forma abundante, y no a poquitos.¬†

  • Sus gestos y movimientos te indican que tienes ganas de hacer pis.¬†

  • Te pide que le cambies en cuanto se nota mojado.¬†

  • Es capaz de obedecer √≥rdenes sencillas, sabe comer solito‚Ķ¬†

Si gran parte de estas se√Īales se cumplen, y tiene alrededor de 18-24 meses, es hora de poner manos a la obra.¬†

¬ŅC√≥mo elegir orinal?¬†

Implica a tu peque en las decisiones, que sea consciente del proceso que va a iniciar. Ir a comprar juntos braguitas o calzoncillos y por supuesto su orinal ayudará a querer iniciar ese aprendizaje. 

Mucho m√°s pr√°ctico que poner un reductor en el ba√Īo, en el que los peques tienen que mantener el equilibrio o pueden tener miedo a caerse, y es que usen un orinal.¬†¬†

Los hay incluso con m√ļsica y luces, aunque lo mejor es optar por la sencillez y la comodidad, un orinal del tama√Īo de tu peque y con una superficie c√≥moda en la que poder estar sentado. Que se pueda limpiar f√°cilmente y mover de una estancia a otra si es necesario.¬†¬†

como-elegir-orinal-para-bebe

¬ŅCu√°l es el mejor momento para retirar el pa√Īal?¬†

Muchas familias aprovechan¬†el verano anterior a la entrada al colegio para retirar el pa√Īal.¬†Es una √©poca en la que el llevar menos ropa y el poder controlar el proceso en casa ayudan a que pueda ser m√°s sencillo¬†¬†

Pero¬†si tu peque no est√° preparado puede ser contraproducente el forzar la retirada del pa√Īal, ya que puede cogerle miedo, verg√ľenza o sentimientos de culpa que le dificultar√°n el conseguirlo satisfactoriamente cuando su cuerpo est√© listo.¬†¬†

Sí que se puede aprovechar para empezar a hablar del tema y tener conciencia de su cuerpo y sus necesidades:  

  • Recuerda que¬†hay que tener paciencia y no forzar.¬†¬†

  • Evita que el momento de quitar el pa√Īal coincida con otros cambios importantes¬†(como un cambio de casa, el nacimiento de un hermanito, la entrada al cole‚Ķ)¬†

  • Ayuda a tu peque a ser consciente de estar limpio o sucio.¬†¬†

  • Ens√©√Īale las palabras relacionadas con su cuerpo¬†y con el vocabulario que va a usar. Tener pip√≠, caca, el v√°ter‚Ķ)¬†

Premiar los avances y no re√Īir los retrocesos¬†¬†

No hay que re√Īir nunca a tu peque si se le escapa el pip√≠ dentro o fuera de casa, tener siempre ropa de repuesto, recordar con cari√Īo y comprensi√≥n que est√° m√°s c√≥modo con ropa limpia y seca y que es mejor avisar.¬†¬†

Aunque no haya pedido pipí o caca, es muy positivo coger rutinas de sentarse al orinal en los momentos del día más susceptibles a tener ganas. Al levantarse, antes de acostarse, un ratito después de las comidas. Felicita a tu peque tanto si hace algo como si se mantiene un ratito sentado.  

Procura no premiarlo con comida. Seguramente a estas alturas ya sabrás de sobra qué alimentos son los preferidos de tu peque. Aunque sea muy fácil caer en premiar con comida cuando haga un correcto uso del orinal, ¡debemos evitarlo! Da igual que su comida favorita sea un tarrito de pollo, unos snacks saludables o una bolsita de fruta.  

Recompensar con la comida no contribuirá al desarrollo de tu peque. Premiar a los bebés con comida, hará que la perciban como algo extraordinario y muy deseable, algo que hará que asimile ciertos alimentos a emociones.  

Si a tu peque le gustan mucho los snacks, no los utilices para que haga algo que quieres. No dejes que tu peque asocie ese alimento a una determinada situación en concreto.  

Anímale a ir solito en esos momentos rutinarios, aunque tarde un poco deja que se intente subir y bajar solo la ropa.  

Usar un sistema de pegatinas, o tener un calendario de logros puede ayudarle y motivarle.