• El bullying: un mal que afecta a siete de cada diez escolares

El bullying: un mal que afecta a siete de cada diez escolares

¿Cómo reaccionarías si tu hijo fuera víctima de acoso escolar? ¿Y si el propio centro le diera la espalda ante los agresores? No hablamos de una pelea o discusión puntual entre compañeros, nos referimos a una situación que ya se califica como la epidemia del siglo XXI… el bullying es una realidad, y no podemos darle la espalda.

 

Miedo a que te etiqueten como el chivato de la clase, a ser excluido del grupo, a que el acoso vaya a peor, a no querer preocupar a los padres, o simplemente desconocimiento de a quién acudir son algunos de los motivos por los que el afectado por acoso escolar, conocido también como bullying, no se decide a contarlo en su entorno.

Pero, ¿cómo detectar si tu hijo o familiar cercano está sufriendo bulling?       

Lo primero es saber qué es exactamente el bullying. Todos hemos sufrido en algún momento de nuestra infancia un momento de rechazo, o hemos participado en alguna discusión o pelea, pero esto va más allá. El bullying es un acoso continuado en el tiempo de un niño a otro niño. Puede comenzar en edades tempranas, como los 7 años, y alcanzar la adolescencia, y cualquier niño puede ser blanco de vejaciones, sin distinciones de clases sociales.

Los síntomas principales a los que todo padre debe prestar atención para detectar acoso escolar son:

  • Miedo del niño a ir al colegio.
  • Cambios en el sueño o pesadillas.
  • Cambios en hábitos alimenticios: comer compulsivamente, o dejar de hacerlo.
  • Pérdidas de material escolar o juegos en el colegio.
  • No querer ir a clase de gimnasia.
  • Cambios del estado de ánimo: tristeza y apatía.
  • Cambios de personalidad: retraimiento.
  • Cambios físicos: rasguños, arañazos o moratones en su cuerpo.

Si se suman algunos de estos síntomas, nuestro hijo puede estar siendo acosado en silencio y no sabe cómo contarlo. Y es que ese es uno de los principales problemas: el silencio y la impunidad de los actos de los acosadores. El lugar donde son sometidos al acoso está lejos de la vista de los adultos. El baño, el gimnasio, entre clase y clase, en un rincón del patio…o también con mensajes al móvil o al correo electrónico, lo que se denominaría ciberbullying.

sufrir bullying prevenir bullying evitar bullying combatir bullying acoso escolar  El bullying: un mal que afecta a siete de cada diez escolares

Según un estudio reciente, en el ciberacoso las aplicaciones más utilizadas son Whatsapp, las llamadas telefónicas, y redes sociales como Facebook y Tuenti. Las utilizan tanto para excluir a la víctima del grupo, como para mofarse de ella compartiendo determinadas fotos y comentarios negativos contra esa persona. El anonimato que ofrecen estas redes sociales favorece que se extienda este fenómeno y lo hace más fuerte. Mucho cuidado con ellas.

Algunos datos alarmantes.

Datos preocupantes son los que arrojan la Organización Mundial de la Salud y Naciones Unidas: la mitad de los 600.000 suicidios de adolescentes en el mundo, entre los 14 y 28 años, tienen relación con el bullying.

Según la organización, siete de cada diez jóvenes han experimentado alguna forma de acoso o intimidación.

Y nuestro país es el cuarto de la Unión Europea donde más casos de bullying se registran, por detrás de Reino Unido, Rusia e Irlanda.

¿Qué hacer cuándo se conoce un caso de acoso escolar?

Denunciarlo en el centro escolar, ya que la ley les hace responsables de los menores dentro del colegio. En caso de no obtener la respuesta adecuada, ya hay precedentes de denuncia al propio centro por omisión de sus responsabilidades, y existen sentencias que les obligan a indemnizar a aquellos niños víctimas de acoso escolar.

Una de las sentencias más importantes hasta ahora es de mayo de 2012, que obligó a un colegio de Alcorcón a pagar 32.000 euros a la familia de un menor que sufrió acoso.

Además podemos ponernos en contacto con la Asociación Nacional contra el Acoso Escolar, que nos aportará información detallada de cómo actuar www.aepae.es o enviándoles un email a contacto@aepae.es

Algunos especialistas destacan la crisis de valores en nuestra sociedad, por lo que educar en la prevención es el pilar para erradicar este tipo de violencia. De hecho algunos centros ya han puesto en marcha planes de prevención del acoso escolar, tanto presencial como cibernético

Pero lo más importante es el mensaje de esperanza que nos trasladan muchas de las víctimas que en el pasado fueron acosadas, incluso durante años: de esta pesadilla se sale, se puede vencer y ser feliz. Hay que ser fuerte y denunciar.

El bullying: un mal que afecta a siete de cada diez escolares

Apúntate al BabyClub

 

Suscríbete

Top