Lactancia materna vs mixta

Lactancia materna vs mixta

Cuando tienes un bebé, hay muchas cosas que tienes que decidir. Una de las decisiones más importantes es el tipo de alimentación que le darás a tu hijo.

La lactancia materna es sin duda, con diferencia, lo mejor que puedes darle a tu bebé, ya que se adapta a todas sus necesidades nutricionales y de energía en cada una de sus etapas de crecimiento: contiene las cantidades adecuadas de carbohidratos, proteínas y grasa, proporciona las proteínas digestivas, minerales, vitaminas y hormonas que necesita, así como los anticuerpos que ayudan a que tu bebé sea menos propenso a enfermar. 

Sin embargo, si no te es posible o no lo deseas, las fórmulas infantiles cumplen con los requerimientos nutricionales de los bebés en cada etapa de crecimiento. Adicionalmente, puedes optar a una práctica intermedia: la lactancia mixta. 

En este artículo abordaremos las particularidades de cada opción, para que, en el momento de plantearte un posible cambio de lactancia materna a lactancia mixta, tengas a tu alcance toda la información necesaria.

Lactancia materna vs mixta: dar el pecho

La lactancia materna 

La lactancia materna es el proceso por el que la madre alimenta a su beb√© reci√©n nacido a trav√©s de sus senos, que segregan leche materna inmediatamente despu√©s del parto. La Asociaci√≥n Espa√Īola de Pediatr√≠a (AEP), la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) y las principales autoridades m√©dicas internacionales recomiendan que, si no hay ning√ļn problema m√©dico que lo impida, ya que existen circunstancias que la dificultan y a veces no es posible, los reci√©n nacidos deben alimentarse exclusivamente con leche materna al menos durante los seis primeros meses de vida. A partir de ese momento, recomiendan complementar la lactancia materna con la introducci√≥n gradual y escalonada de otros alimentos distintos de la leche hasta los 2 a√Īos de edad.¬†

Seg√ļn la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la biblioteca de medicina m√°s grande del mundo, la leche materna tiene la cantidad necesaria de nutrientes que los beb√©s necesitan, entre los que se destacan los carbohidratos, grasas, prote√≠nas, vitaminas, minerales, entre otros. Adem√°s, tambi√©n contiene muchas sustancias que benefician al sistema inmunitario del beb√©, como anticuerpos, enzimas, y factores inmunol√≥gicos. De esta forma, la leche materna no solo se adapta a las necesidades nutricionales y las caracter√≠sticas digestivas del beb√©, sino que tambi√©n act√ļa como protecci√≥n natural para contribuir en la prevenci√≥n de enfermedades respiratorias, problemas de piel, infecciones, alergias, diabetes u obesidad.¬†

Lactancia materna, lo mejor para tu bebé 

  • Las ventajas incontestables de la lactancia materna son - adem√°s de las propiedades nutricionales - los compuestos no nutricionales (como enzimas, factores de crecimiento o inmunoglobulinas), as√≠ como el contacto de la piel de la madre con la piel del beb√© y la temperatura de la leche regulada de forma natural. Por este motivo, ni instituciones ni cient√≠ficos ponen en duda que la leche materna es mejor que la de f√≥rmula. ¬†
  • La lactancia materna siempre est√° a la temperatura adecuada para el beb√©.¬†
  • A trav√©s de este tipo de leche, el beb√© obtiene todo lo que necesita durante sus primeros meses de vida. Contiene anticuerpos (defensas) que le protegen frente a enfermedades infecciosas (catarros, otitis, neumon√≠as, diarreas, ...) e incluso frente a posibles enfermedades futuras como pueden ser obesidad, asma o alergia. Adem√°s, la madre tiene la capacidad de producir m√°s anticuerpos cuando el beb√© est√° enfermo.¬†
  • Las madres que amamantan tienen menor riesgo de tener depresi√≥n posparto y anemia, adem√°s aumenta su autoestima y confianza. La recuperaci√≥n en cuanto a p√©rdida de peso es m√°s fisiol√≥gica y r√°pida, de hecho, el √ļtero vuelve antes a la normalidad y existe menos riesgo de hemorragia posparto. Adem√°s, a largo plazo reduce el riesgo de padecer c√°ncer de mama o de ovario.¬†
  • Por otro lado, la lactancia materna ayuda a reforzar el v√≠nculo entre madre e hijo. Por no hablar del ahorro que supone la leche materna frente a comprar leche en polvo, as√≠ como la inmediatez con la que se obtiene, porque siempre est√° disponible.‚ÄĮ¬†
Lactancia materna vs mixta: leche de fórmula

La lactancia mixta 

La lactancia mixta es aquella en la que se combinan la leche materna y la lactancia con leche de fórmula o diferentes tipos de leches infantiles. Aunque no suele ser la opción inicial elegida por las madres para alimentar a sus bebés, los motivos por lo que las madres optan por esta lactancia son muy variados, desde problemas con la lactancia hasta situaciones en las que resulta necesario separarse del bebé durante un breve período de tiempo, como por ejemplo por conciliación, pasando por una decisión personal entre lactancia materna o mixta. Aunque antes de optar por la lactancia mixta es importante que las madres lo consulten con el pediatra para conocer todas las implicaciones que supone. 

¬ŅQu√© implica la lactancia mixta?¬†¬†

Una de las particularidades que conlleva dar lactancia mixta es que el beb√© puede ser alimentado indistintamente por la madre o por el padre. Aunque existen muchas maneras de que el beb√© establezca un v√≠nculo afectivo con su padre como¬†la hora del ba√Īo, el cambio del pa√Īal o a la hora de jugar y estimularlo, ambos podr√°n compartir momentos bonitos y estrechos durante esta etapa de alimentaci√≥n tan importante. Por otro lado, ante la reincorporaci√≥n de la madre al trabajo tras la baja maternal, la lactancia mixta supone una elecci√≥n bastante com√ļn porque facilita la alimentaci√≥n del peque√Īo o peque√Īa mientras su madre est√° ausente. ¬†

Si decides a combinar lactancia materna con leche de fórmula infantil, debes saber que hay una amplia variedad de fórmulas en el mercado, todas ellas adaptadas a cada fase de crecimiento del bebé para que puedas darle en cada momento lo que necesita y con componentes naturalmente presentes en la leche materna. Sin embargo, dar lactancia mixta también conlleva algunas implicaciones que has de tener en cuenta:  

  • La elaboraci√≥n del biber√≥n es un proceso mucho m√°s complejo que dar el pecho, ya que requiere un proceso de esterilizaci√≥n, preparaci√≥n y calentamiento. ¬†
  • Por otro lado, debes tener en cuenta que el beb√©, sobre todo si es muy peque√Īo o porque le gusta que ‚Äėse lo den todo f√°cil‚Äô, puede llegar a preferir alimentarse del biber√≥n y terminar por frustrar una lactancia al pecho, porque cuando mama del pecho tiene que hacer m√°s esfuerzo succionando para que la leche salga, mientras que con la tetina del biber√≥n la leche sale sola, muy f√°cil, sin tener que succionar.¬†
  • Finalmente, las madres que dan el pecho con menos frecuencia producen menor cantidad de leche, de forma que es posible que la lactancia materna, tan beneficiosa para el beb√©, tenga que finalizar antes de lo deseado. Por ese motivo es tan importante tenerlo en cuenta, especialmente si el beb√© a√ļn no ingiere otros alimentos. ¬†

Con toda esta información, seguro que podrás tomar la mejor decisión para tu bebé.