Manualidades sensoriales con botes de leche Hero Baby

Manualidades para ayudar a desarrollar las capacidades sensoriales de tu peque… ¡Con botes de leche!

Cuando hablamos del desarrollo sensorial de un bebé, estamos hablando del proceso gradual en el que un niño o niña adquiere la coordinación de músculos grandes ubicados en piernas, torso y brazos, además de los músculos más pequeñitos de las manos.

A los peques les encanta descubrir su entorno y dejarse sorprender por todos los objetos que los rodean. Las distintas formas y texturas que van descubriendo suponen un auténtico estímulo visual y táctil para tu bebé.  

Para contribuir al desarrollo de las capacidades sensoriales de tu bebé, lo ideal es que utilices diferentes objetos con distintas formas y texturas.  

Por ello, hoy traemos tres ejemplos de manualidades para ayudar a desarrollar las capacidades sensoriales de tu peque reciclando y dándoles una segunda vida a los botes de leches infantiles.

3 objetos sensoriales preparados con botes de leche

Bote sensorial con cordeles y lazos

 

Manualidades sensoriales con botes de leche Hero Baby

Para este bote sensorial utilizaremos lazos de distintos materiales y cordeles con distintas rugosidades y longitudes, para ayudar a que el niño o niña empiece a identificar las diferentes texturas y tamaños. Es muy sencillo de preparar  y solamente necesitaremos seguir estos pasos: 

  1. Eliminar restos de etiquetado del bote utilizando agua caliente y un estropajo. 
  2. Secamos el bote y con una broca pequeña, tijera o cúter, con mucho cuidado vamos abriendo pequeños agujeros alrededor del bote a distintas alturas. 
  3. Untamos cola de pegar por todo el bote y colocamos una cartulina de color alrededor del bote, para forrarlo y evitar que el bebé se haga daño con el aluminio. Si lo preferimos, en vez de utilizar una cartulina para darle color a nuestro bote, podemos forrarlo con tela o pintarlo con pintura acrílica del color que queramos. Si nos decantamos por la cartulina, con la ayuda de un punzón perforaremos con cuidado el papel en los sitios donde están los agujeros, haciéndolos coincidir. 
  4. Introducimos los distintos lazos, cordeles y cintas de colores de manera aleatoria en los distintos agujeros del bote, haciendo un nudo en la parte del lazo que queda en el interior del bote para evitar que por mucho que el bebé tire, el lazo no se salga del agujero. 
  5. Podemos utilizar la misma cinta para dos agujeros, de tal manera que si el peque tira de un lado se encoja en el lado contrario y viceversa. En este caso, los nudos los tendríamos que hacer en los extremos de la cinta o el cordón. 
  6. Cuando tengamos todos nuestros lazos y cintas metidos, ponemos la tapa del propio bote de leché, la pegamos con cola al bote y... ¡Listo! 
Este tipo de bote sensorial elaborado con lazos es ideal para peques de 6 a 12 meses de edad, pero siempre puede haber un niño o niña más mayor al que le resulte igualmente de divertido. Para los niños y niñas más pequeños, se recomienda que se use siempre con la supervisión de un adulto. 

Botes sensoriales sonoros con abalorios

Para el siguiente modelo de bote sensorial solamente necesitaremos hacernos con objetos de distintos tamaños (abalorios, arroz, garbanzos, macarrones, tapones de plástico, botones...) y rellenar los botes con cada uno de estos materiales para que cada uno de ellos tenga sonidos únicos. Estos botes emitirán un sonido similar al de los sonajeros, pero podemos ir cambiando el tipo de material para que el bebé vaya reconociendo distintos sonidos. 

Eso sí, una vez tengas el bote lleno, es muy importante que te asegures de que está completamente cerrado y que es imposible que se abra fácilmente. Son piezas pequeñas, que en el caso de llevárselas a la boca, pueden ocasionarle serios problemas al peque.  

Por ello, te recomendamos que bloquees la tapa con cola con cinta americana o con silicona para garantizar que no se abra, lo mueva como lo mueva.  

Bote de leche como tambor

Manualidades sensoriales: tambor con botes de leche Hero Baby

Como última opción para crear bote sensoriales, ¿Qué mejor idea que recrear un divertido tambor? Con este bote sensorial el peque podrá estimular tanto los movimientos físicos como su oído. ¡Veamos cómo elaborarlo!  

Para crear este tipo de bote solamente necesitarás: 

  • Un palo. 
  • Un pompón. 
  • Dos globos. 
  • Pegamento de silicona. 
  • Una cartulina. 
  • Cinta adhesiva de colores. 

Cómo hacer un tambor con un bote de leche

Para empezar a preparar nuestro tambor con un bote de leche reciclado, lo primero que debemos hacer es cortar el cuello de los dos globos y ajustar la goma restante a cada una de las bases del bote (la apertura superior y la base inferior), de tal forma que, los globos queden por ambos lados, ajustados al bote y tensos como la piel de un tambor. 

Con la ayuda de la pistola de silicona, forraremos con cartulina el bote, ayudando también a sujetar así los globos y decoramos los bordes con la cinta adhesiva. 

Cómo hacer la baqueta

Para hacer la baqueta pondremos un poco de pegamento dentro del pompón donde introduciremos el palo.

Dejamos secar tanto el bote como la baqueta una media hora al aire libre para que se elimine todo olor a pegamento y ya estaría listo nuestro tambor.  

Con estas 3 ideas de manualidades elaboradas con botes podrás trabajar el desarrollo sensorial de tu bebé a la vez que les proporcionas una segunda vida a tus botes de leche de fórmula.