• El pelo y las uñas

El pelo y las uñas

Cómo cortarlos

Pelo y uñas, cómo y cuándo cortar

Unos nacen pelones, otros con una gran mata de pelo… y de igual manera, algunos bebés llegan al mundo con las uñas más largas que otros.

Si quieres completar el aseo de tu pequeño, pero no te atreves por miedo a hacerle daño, toma nota de estos consejos.

Es más sencillo de lo que parece, pero de cualquier forma, dado la fragilidad de tu bebé, es bueno tomar precauciones a la hora de cortar tanto el cabello como sus uñas.

Lo primero es encontrar el mejor momento para hacerlo.

Toma nota

  • Al nacer las uñas pueden haber crecido mucho y son tan blanditas que podrían cortarse tan fácilmente como una hoja de papel. Sin embargo, es recomendable esperar a la primera semana de vida para evitar dañar la piel del bebé o dejar el reborde lateral demasiado corto.
  • Mientras tanto, puedes utilizar unas manoplas de algodón para que con sus movimientos de manos no se arañe la cara, algo muy habitual.
  • Cuando vayas a cortárselas, elige el momento en que esté dormido para que así no se mueva, y sujeta bien los dedos.
  • Utiliza unas tijeras de punta redondeada, especiales para bebés, que encontrarás en las tiendas de puericultura.

En cuanto al pelo, podrás cortárselo cuando consideres necesario puesto que la creencia popular de que si lo haces al poco de nacer, le crecerá más fuerte y espeso, carece de fundamento.

  • Al igual que con las uñas, es importante que utilices unas tijeras especiales para no dañarle el cuero cabelludo. Además, si lo mojas te será más fácil sujetar los mechones entre los dedos.
  • Ten en cuenta que, en muchas ocasiones, el pelo con el que nace el bebé no es el definitivo, con lo que no estaría de más que esperaras unos meses.
  • Antes de afeitarle la cabeza, considera en el mes en que estás. El bebé pierde mucho calor por la cabeza y el cabello actúa de protector.

Apúntate al BabyClub

 

Suscríbete

Top