introducción de fruta y verdura

Introduciendo frutas y verduras, las bondades de la naturaleza, a tu pequeño héroe

Cuando tu bebé esté listo, podrás empezar a introducir una variedad de alimentos sólidos en su dieta. La naturaleza nos ha proporcionado el alimento perfecto para empezar, una amplia variedad de frutas y verduras naturalmente deliciosas. Ambas son una buena opción para comenzar y hacer que tu pequeño se interese por la idea de los alimentos sólidos. Las frutas y verduras están llenas de vitaminas, vitalidad y exuberancia. Son deliciosas, refrescantes y, al mismo tiempo, muy satisfactorias.

frutos

El complemento perfecto para tu bebé

El destete no será el hito más sencillo de lograr para ti o tu pequeño. Eso sí, que a tu bebé le encante la fruta de forma natural, será algo fácil debido a su sabor dulce. Por lo tanto, empezar con las verduras es una buena idea para que tu hijo se acostumbre también a los sabores amargos y aumente su aceptación. Las frutas y verduras están repletas de vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales, como antioxidantes y fibras, que contribuyen en gran medida a que tu pequeño crezca feliz y sano con todas las bondades que ofrece la naturaleza.

¡Guía a tu bebé por el buen camino! Ofrécele una variedad de frutas y verduras. Por ejemplo, al principio, triturándolas para que sean más fáciles de comer. Deja que tu pequeño se acostumbre a los sabores puros. Las frutas y verduras ayudan a desarrollar una relación entre tu bebé y la comida sana, creando hábitos alimenticios saludables y duraderos.

Gracias a todos los nutrientes que la fruta y la verdura proporcionan a tu pequeño, se convertirán en su alimento preferido en los próximos meses. Además, no sólo son buenas para tu bebé, también deberían ser una gran parte de la dieta de toda la familia. Conseguir que tu pequeño coma frutas y verduras a diario es un gran hábito que todos los súper padres deberían fomentar.

bebe y papa

¿Cómo puedo animar a mi bebé a comer frutas y verduras?

  • Cada familia y cada bebé es diferente, así que no hay reglas que se apliquen a todas las situaciones. Sin embargo, aquí hay algunos consejos para introducir con éxito las frutas y verduras:

  • Empieza poco a poco. Recuerda que, en general, puedes elegir cualquier fruta para comenzar. Sin embargo, algunas tienen una textura más adecuada que otras. Empieza con frutas pulposas, como las manzanas, plátanos, peras, melocotones o albaricoques; a tu bebé le encantarán. En cuanto a las verduras, comienza con algunas más suaves como la zanahoria, las judías verdes o los guisantes. Es importante empezar con purés que contengan únicamente frutas o verduras.

De esta forma, fomentarás que a tu pequeño le gusten los sabores puros de cada fruta o verdura específica. Cuando tu bebé crezca, se puede mezclar una variedad de frutas y verduras en un puré. Cuantos más sabores pruebe ahora, ¡más abierto estará a nuevos sabores naturales en un futuro!

  • Mézclalo con los cereales. Los cereales le dan a tu pequeño energía y alimento. Además, son una gran fuente de vitaminas y minerales como el hierro. Mezclarlos en un puré de frutas puede ser una gran manera de incorporarlos a la dieta de tu pequeño.
  • No añadas azúcar. Evita que tu bebé se acostumbre a sabores artificialmente dulces, ya que una alta tolerancia al azúcar podría conducir a problemas de obesidad en el futuro. Por eso es tan importante fomentar el amor de tu pequeño por los sabores sanos y naturales ahora, para que pueda formar hábitos saludables para toda la vida.
  • Fibra. Las frutas y verduras también están llenas de fibra nutritiva, que apoya la buena función intestinal. Los niños pequeños necesitan algo de fibra en su dieta, pero no demasiada ya que sus intestinos aún se están desarrollando. Por eso, lo ideal es pelar la piel dura de las frutas como la manzana y la pera.
  • Fomenta la exploración. La mejor fruta o verdura para añadir a tu bebé no es una en particular, sino una amplia variedad. Con unas frutas y verduras variadas le darás a tu pequeño no solo una gran cantidad de vitaminas y minerales que necesita para crecer fuerte y sano, también estarás creando una relación sana de por vida con nuevos alimentos naturales.
  • Fomentar el juego. Mientras come, a tu pequeño le gustará jugar (con la comida). ¡No lo desanimes!
  • Ten paciencia. Inténtalo, inténtalo … ¡y luego vuelve a intentarlo! No te rindas si tu bebé rechaza ciertos tipos de fruta o verdura. Algunas pueden ser un poco amargas. ¡Puede llevar hasta 10-15 intentos para que tu pequeño acepte un nuevo sabor!
  • No "pelees" con él. No fuerces a tu bebé a probar una nueva comida. Si no lo ves proactivo, inténtalo de nuevo en otra ocasión.
  • Vitamina C. Asegúrate de ofrecer a tu bebé frutas ricas en vitamina C como las naranjas, mezcladas con cereales fortificados con hierro o con verduras o carne que es una gran fuente de hierro para tu pequeño. Además, la vitamina C facilita la absorción del hierro en el sistema digestivo de tu bebé.

Como puedes ver, tu pequeño ya está creciendo y ver cómo ocurre es gratificante. Los bebés nunca dejan de aprender y descubrir el mundo que les rodea. Una dieta saludable, rica en una amplia variedad de frutas y verduras, es una excelente manera de asegurarse de que tu hijo crezca lo más feliz y saludable posible. Entonces, ¿estáis listos para presentarle a vuestro bebé todo lo bueno que la naturaleza tiene para ofrecerle?

Nuestra misión

En Hero hacemos un esfuerzo extra para preservar la bondad de la naturaleza, apoyando a los padres a criar niños felices y saludables. Hay muchas maneras de hacer comida. Hemos elegido la más difícil pero la más justa: conservar el atractivo natural de los sabores, colores y texturas. Con menos ingredientes y cocinando a fuego lento, como tú lo harías en casa. No es fácil. Es una lucha diaria para ganar pequeñas batallas cotidianas. Creemos en la bondad de la naturaleza y que los alimentos naturales y nutritivos dan a los niños todo lo que necesitan para un comienzo sano y equilibrado en la vida.