• La habitación ideal

La habitación ideal

Su nuevo hogar

La habitación del bebé

Azul, rosa o de cualquier color que te resulte agradable. La decoración es importante, pero aún lo es más la comodidad y el bienestar del cuarto de tu bebé. Ten en cuenta que pasará muchas horas en él.

Hasta que cumpla seis meses aproximadamente, especialmente si has decidido amamantarle, te resultará más cómodo tener su cuna en tu habitación.

Para facilitarte aún más las cosas, los fabricantes han diseñado cunas de lactancia, que pueden ser acopladas a vuestra cama, pues no tienen barrera en uno de sus laterales.

Algunos consejos

  • Lo ideal es que sea una estancia tranquila y con suficiente luz natural. Si la pintas con tonalidades claras y alegres y cuelgas dibujos infantiles de vivos colores, le resultará relajante, por un lado y estimulante, por otro.
  • La habitación debería permanecer a una temperatura estable de 20 a 22 grados durante el día y 18 por la noche.
  • La humedad también es importante. Procura mantener cierto grado de humedad, sobre todo si hay calefacción o aire acondicionado en el dormitorio. Hazte con un buen humificador que indique el grado que alcanza la habitación, ya que tan perjudicial puede resultar el defecto como el exceso de humedad.
  • Si tu casa es muy calurosa, no hay inconveniente en que instales un aparato de aire acondicionado en su cuarto o cerca de este. Solo tendrás que tener la precaución de que el chorro de aire frío no caiga directamente sobre tu pequeño. Para evitar problemas, otra opción es encenderlo sólo para refrescar la habitación cuando él no esté dentro.
  • Ventila la habitación a diario.
  • Durante su primer año de vida, en que las vías respiratorias son especialmente sensibles y cualquier irritación puede alterar su respiración, procura no levantar demasiado polvo o usar ambientadores o barritas de incienso.
  • No permitas que nadie fume dentro de su habitación y tampoco deberían entrar animales de compañía.
  • Tu pequeño debe adaptarse a los ruidos típicos del hogar. No hace falta que mantengas toda la casa a oscuras y en completo silencio si duerme de día.

Apúntate al BabyClub

 

Suscríbete

Top