la leche materna

La leche materna: lo mejor para tu bebé

La leche materna es la mejor nutrición para los bebés. Además, es la mayor fuente de bondad de la naturaleza para tu pequeño durante sus primeros meses de vida.

Bebé

¿Por qué la leche materna es la mejor?

La leche materna se adapta perfectamente a las necesidades cambiantes de tu bebé. La composición de esta leche tan preciada, cambia durante la lactancia e incluso se ajusta a la edad (gestacional) y al sexo de tú pequeño. Esta leche puede proporcionar el mejor comienzo en su vida, ya que contiene por defecto todos los nutrientes importantes, así como los componentes bioactivos que tienen un papel fundamental en un crecimiento y desarrollo óptimos. El tipo y la cantidad de estos componentes varían según la madre.

Esto significa que las madres pueden traspasar beneficios muy valiosos de sí mismas a su bebé en forma de defensa inmunológica natural, componentes prebióticos y probióticos, y hormonas calmantes y reguladoras del apetito. A los bebés les encanta el sabor dulce de la leche materna, pero también se familiarizan con otros sabores, ya que los sabores de la dieta de la madre se transmiten a través de su leche. Por lo tanto, es una gran oportunidad para que tu bebé comience a experimentar con nuevos sabores. 

La bondad de la leche materna es ampliamente reconocida. La Organización Mundial de la Salud recomienda a las madres de todo el mundo que amamanten exclusivamente a sus hijos durante los primeros 6 meses de vida.

La lactancia materna en sí misma es un proceso importante en la alimentación emocional de un bebé y refuerza el vínculo entre las madres y sus recién nacidos. Durante la alimentación, un fenómeno natural sincroniza los cerebros de la madre y del pequeño, tanto neurológica como químicamente. De esta forma, los bebés se involucran, tienen contacto visual, aprenden a confiar y a coordinar la respiración y la succión. La madre, al producir naturalmente la hormona del amor llamada oxitocina, causa una reducción del estrés y un enfoque completo en las necesidades de su hijo. La leche materna le dará a tu pequeño comodidad, seguridad y felicidad. Además, sacia la sed y el hambre, mientras que la succión es placentera, calmante y tranquilizadora.

Beneficios en la salud de tú bebé

La leche materna proporciona una amplia gama de beneficios a tu pequeño. Tiene el poder de hacer que algo crezca y prospere ya que contiene todos los ingredientes necesarios para el crecimiento y el sustento. Estimula el desarrollo sensorial y cognitivo y fortalece a tu bebé contra enfermedades infecciosas y crónicas. Por lo tanto, puede tener beneficios de salud duraderos para ti y tu hijo, incluso mucho después de la infancia.

La lactancia materna proporciona muchos beneficios a corto plazo para tu bebé, en los que se incluyen los siguientes:

  • Causa heces blandas y frecuentes, y, por lo tanto, menos estreñimiento.
  • Se digiere fácilmente, lo que da resultado a un menor malestar estomacal, menos vómitos y menos diarrea.
  • Apoya el desarrollo de la defensa inmunológica, lo que da como resultado menos infecciones como las del oído y las del tracto respiratorio y aumenta la respuesta a las vacunas.
  • Podría tener un efecto protector en las manifestaciones alérgicas, como el eccema y el asma. 

Además, la lactancia puede tener valiosos beneficios a lo largo de la vida para tu bebé amamantado:

  • Es más probable que tenga un mayor coeficiente intelectual, ya que la lactancia tiene un impacto positivo en los resultados cognitivos.
  • Es menos probable que tenga sobrepeso o sea obeso y que sufra de enfermedades crónicas relacionadas como la diabetes de tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares.
  • Es menos probable que sea quisquilloso o delicado con la comida.
  • Es menos probable que padezca ciertas enfermedades raras, pero graves, como la leucemia infantil.
Bebé

Beneficios en la salud de la madre

Es obvio que la lactancia materna es la mejor manera de contribuir a la salud y el crecimiento de tu pequeño, pero también es muy beneficiosa para las madres primerizas. Las ventajas para las madres incluyen:

  • Una recuperación más rápida del parto.
  • Puede ayudar a la pérdida de peso después del embarazo.
  • Reduce el riesgo de síndrome metabólico.
  • Reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario.
  • Reduce el riesgo de ciertas enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, la artritis reumatoide y la osteoporosis.
  • Retrasa el regreso de los períodos menstruales.
Leche investigación

¿Qué hay exactamente en la leche materna?

Hemos hablado de todos los beneficios que tiene la lactancia materna, pero ¿qué hay en ella que la hace tan beneficiosa? La leche materna está llena de todos los nutrientes esenciales para proteger a tu pequeño durante los primeros meses de su vida. Además, esta leche cambia y se adapta a las necesidades de tu bebé a medida que va creciendo y desarrollándose.

Los componentes naturales de la leche materna incluyen:

Grasa de leche     

La leche materna es muy rica en grasa. La grasa es esencial para los bebés; es un nutriente clave que representa casi la mitad de la ingesta diaria de energía de tu pequeño. Pero no sólo es una gran fuente de energía, sino que también es un nutriente necesario que fomenta el crecimiento, el desarrollo del cerebro y ayuda al cuerpo a absorber las vitaminas solubles en grasa. La grasa de la leche materna contiene muchos componentes esenciales como:

  • Beta-palmitato
    Este tipo específico de grasa promueve heces más blandas y es importante en la absorción del calcio, apoyando el desarrollo de huesos más fuertes.
  • LC PUFAs               
    Estos componentes, como el DHA y el ARA, juegan un papel crucial en el desarrollo del cerebro, la visión y el sistema inmunológico de tu bebé. 
  • Membranas del glóbulo de grasa de leche (MFGM)
    Importantes para el óptimo desarrollo cognitivo y cerebral y para reforzar el sistema inmunológico.

 

Hidratos de carbono            
La leche materna es rica en carbohidratos que alimentan a tu pequeño. La lactosa es el principal carbohidrato que contiene y representa casi el 40% de la ingesta diaria de energía de tu bebé. La lactosa ayuda a las bacterias amigables del intestino a prosperar y apoya la absorción de minerales importantes.

Proteinas
Las proteínas son los bloques de construcción clave de la vida. La leche materna contiene dos tipos de proteínas: suero y caseína. Durante los primeros 6 meses de lactancia, aproximadamente el 60% es suero y el 40% es caseína. Esta equilibrada proporción de proteínas optimiza la digestión en el recién nacido, ya que ambas proteínas tienen sus propias propiedades únicas. Además, la proteína del suero tiene la poderosa cualidad natural de inhibir las infecciones.

Prebióticos

Las fibras prebióticas nutren naturalmente las bacterias buenas en el intestino de tu bebé y les permiten proliferar para que eliminen a "los malos". También promueven una consistencia más suave de las heces para ayudar a evitar que tu pequeño sufra de estreñimiento, gases o cólicos. ¡La leche materna contiene más de 200 tipos de fibras prebióticas!

Nucleótidos

Los nucleótidos son los bloques de construcción de nuestro material genético. Apoyan el aumento de peso y el desarrollo saludable. Además, también ayudan a reducir la frecuencia, la gravedad y la duración de la diarrea, que es muy común durante los primeros meses de vida de un bebé.

Vitaminas y minerales
La leche materna contiene todas las vitaminas y minerales importantes necesarios para la salud de tu bebé. La cantidad y los tipos de vitaminas y minerales de la leche materna están relacionados con su propia ingesta. Por eso, es importante prestar atención a las comidas equilibradas y nutritivas con el objetivo obtener una gran cantidad de vitaminas y minerales.

La leche es un alimento saludable de la naturaleza que ha evolucionado a lo largo de millones de años para apoyar la supervivencia del niño humano. Tiene todo lo que tu bebé necesita para crecer feliz, sano y lleno de energía.

Las madres quieren dar toda la bondad que tienen. Y nosotros también. La lactancia materna es lo mejor opción para los bebés durante los primeros meses de su vida. La grasa de la leche es uno de los nutrientes más importantes presentes de forma natural en la leche materna, que juega un papel crucial en el sistema inmunológico, el cerebro y el desarrollo cognitivo del bebé.

Creemos en la bondad de la naturaleza, por eso hemos desarrollado nuestra fórmula única con grasa de leche inspirada en la leche materna y basada en las últimas evidencias científicas para apoyar a los padres cuando, por cualquier razón, la lactancia materna no es posible.

Nuestra misión

En Hero hacemos un esfuerzo extra para preservar la bondad de la naturaleza, apoyando a los padres a criar niños felices y saludables. Hay muchas maneras de hacer comida. Hemos elegido la más difícil pero la más justa: conservar el atractivo natural de los sabores, colores y texturas. Con menos ingredientes y cocinando a fuego lento, como tú lo harías en casa. No es fácil. Es una lucha diaria para ganar pequeñas batallas cotidianas. Creemos en la bondad de la naturaleza y que los alimentos naturales y nutritivos dan a los niños todo lo que necesitan para un comienzo sano y equilibrado en la vida.