• La muerte súbita del lactante

La muerte súbita del lactante

¿Cómo prevenirla?

El miedo más común

Pese a que se avanza en su investigación, la causa del síndrome de la muerte súbita del lactante sigue presentando muchas lagunas científicas. Pero unas sencillas medidas ayudarán a alejar el fantasma de tu bebé.

Es la muerte repentina de un niño menor de un año de vida que carece de explicación tras su autopsia y estudio de su historia clínica y ambiental. Así podríamos definir el SMSL, el síndrome de la muerte súbita del lactante, que angustia enormemente a los padres.

Toma nota de estas medidas, que está más que comprobado que reducen su incidencia:

  • Coloca a tu bebé boca arriba para dormir. Nunca boca abajo, y tampoco de lado ya que podría girarse. Eso sí, cuando esté despierto, ponle boca abajo para que vaya fortaleciendo la musculatura del cuello.
  • Evita el tabaquismo tanto en el embarazo como en la lactancia y no permitas que familiares o amigos fumen a su lado.
  • No abrigues a tu hijo en exceso a la hora de dormir. Si el cuerpo del bebé está sobrecalentado, dormirá de forma más profunda y le resultará más difícil despertarse.
  • Vigila también la temperatura de la habitación, que debe rondar los 20º.
  • Amamanta a tu pequeño siempre que puedas. La lactancia materna se relaciona con una mayor protección frente a algunas infecciones capaces de desencadenar el SMSL.

Apúntate al BabyClub

 

Suscríbete

Top