• Por qué dar a tu bebé tarritos infantiles ecológicos

Por qué dar a tu bebé tarritos infantiles ecológicos

Si eres de las personas que prefiere preparar la comida triturada en casa para tu bebé porque "te quedas más tranquilo/a", hoy te vamos a dar 7 razones por las que darle tarritos infantiles ecológicos y preocuparte solo por lo más importante, verle crecer sano y feliz.

Elaborar los tarritos en casa es una magnífica opción y nos permite cocinar para nuestros bebés además de ponerle todo nuestro amor a los platos… ¿El problema? En muchas ocasiones no disponemos del tiempo necesario para cocinarlos y, además, no debemos conservarlos en el frigorífico más de un par de días.

Es en este punto donde aparece la alternativa de los tarritos infantiles, ¿son mejores? ¿son peores? Hoy te traemos 7 razones por las que aprenderás la diferencia entre uno y otros y descubrir que los tarritos infantiles son también una excelente opción para nuestros peques.

1-Ecológico a tu alcance

Si quieres optar por una alimentación 100% ecológica, tienes a tu disposición la gama Hero Baby Solo, elaborados con materias primas 100% ecológicas.

2-Ingredientes de máxima calidad

Los ingredientes usados en los tarritos infantiles son especialmente seleccionados y cultivados exclusivamente para alimentación infantil, por lo que nunca podrás encontrar ingredientes de tal calidad en tu tienda habitual.

3-Máxima seguridad alimentaria

Todos los alimentos infantiles tienen altos controles de seguridad alimentaria, ya que la normativa al respecto es muy exigente.

4-Ingredientes controlados

Los ingredientes están controlados desde el origen hasta su comercialización, en todas sus fases: plantación, riego, tratamientos fitosanitarios, recogida, transporte, conservación... Información muy importante de la que no disponemos cuando vamos a comprar a nuestro supermercado.

huerta hero baby

5-Envase más idóneo

El envase de vidrio donde se conservan es el más idóneo ya que es inerte e impermeable, ofrece unas condiciones óptimas desde el punto de vista higiénico y sanitario y permite posibilidades de esterilización que se mantienen en el tiempo por sus cualidades herméticas.

6-Sin conservantes ni colorantes

Es un error común considerar que los productos infantiles necesitan de conservantes para su correcta conservación en el tiempo. Nada más lejos de la realidad. Los tarritos infantiles son elaborados de acuerdo a procesos naturales(como el baño maría) consistentes en calentar el producto hasta una temperatura que garantice la ausencia de microorganismos o enzimas que pudieran alterar el producto. A continuación, se cierran herméticamente y la temperatura alcanzada en el centro del producto es la que garantiza que este producto herméticamente cerrado no se puede contaminar posteriormente, durante su almacenamiento prolongado. Por tanto, es importante tener en cuenta que los tarritos infantiles no contienen, ni se les añaden, conservantes para su conservación. Te invitamos a que leas las etiquetas y compruebes con tus propios ojos que son los mismos ingredientes que tú usas en tu cocina.Lo que ves, es lo que hay.

7-Más tiempo para consumirlos

Su fecha de caducidad es mucho más amplía de los que haces en casa. Normalmente 18 meses los de frutas y hasta 2 años los de carne y pescado.

 

¿Cómo se elaboran los tarritos infantiles?

El proceso es muy sencillo, el mismo que tú utilizas al hacerlos en casa: los ingredientes se cuecen al vapor, se trituran y se esterilizan al baño maría para que se puedan conservar sin necesidad de conservantes ni colorantes y... voilà, ya está preparado el menú del día.

¿Esperabas algún truco? Sentimos decepcionarte, pero es que el proceso es tal cualsin aditivos, sólo ingredientes frescos y de primera calidad: los únicos que tú quieres para tus hijos. Además, las recetas están cuidadosamente estudiadas para que le aporten todos los nutrientes (hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales) que necesita.

Ahora que ya tienes toda la información, puedes elegir con conocimiento. Y recuerda, en la alimentación de los más pequeños, sigue las instrucciones del pediatra y apuesta siempre por lo sano y lo natural, ya sea hecho en casa o en tarritos infantiles.

Top