• Sus primeros paseos

Sus primeros paseos

Un momento de relax

Sus primeros paseos

Será un rato de relax para ambos. El paseo diario es una rutina que os beneficia a los dos: a él, porque le estimula a la vez que le tranquiliza, y a ti, porque agradecerás salir de “esas cuatro paredes” para cambiar de aires algún rato.

Pese a que te hayan contado lo contrario, ten en cuenta que los médicos insisten en que no hay inconveniente en pasear con el bebé desde el mismo día que llegáis a casa.

No hay razón por tanto para que pases sus primeras semanas encerrada en casa, salvo que el tiempo no lo permita por ser muy extremo, tanto por frío como por calor.

Ventajas del paseo

  • El aire puro que respirará tu pequeño contribuirán al desarrollo de su sistema inmunológico.
  • La exposición al sol (nunca directa, por supuesto) favorecerá la síntesis de vitamina D, importante para la formación de sus huesos.
  • El traqueteo del coche de paseo conseguirá relajarle si está muy nervioso.
  • Salir a la calle también supone estímulos para su vista y oído, ya que le llamará la atención todo lo que encuentre a su paso. Por tanto, no conviertas siempre el paseo en un método para que se duerma.

Para aprovechar bien ese rato al aire libre, ten en cuenta lo siguiente:

  • Si la temperatura es agradable, puedes salir hasta media hora con él. Si no, da un paseo más corto.
  • Elige zonas tranquilas, con poco ruido y sin contaminación.
  • El momento ideal variará según la época del año. En verano, aprovecha la última hora de la tarde, cuando la luz del sol no es tan intensa. En invierno, el calor típico de media mañana es el más indicado.
  • Evita el sol sobre su delicada piel, utilizando protectores físicos, como una sombrilla del cochecito o la misma capota.
  • No entres en sitios cerrados y llenos de gente o donde haya alguien fumando.
  • No le abrigues demasiado. Como consideración general, y tanto en casa como fuera, bastará con que le pongas una prenda más de las que tú lleves.

Apúntate al BabyClub

 

Suscríbete

Top