• Sus primeros pasos

Sus primeros pasos

12 meses

Sus primeros pasos

Ha llegado su primer cumpleaños y toda la familia está preparada para hacer de ese día algo muy especial. El niño ya es capaz de caminar y su intelecto está más desarrollado.

Nuevas habilidades

Durante el desarrollo del bebé aparecen nuevas habilidades…

Dice algunas palabras nuevas además de papá y mamá
Puede caminar

Te recomendamos

Es una buena ocasión para que le regalen juguetes que satisfagan estas nuevas necesidades

Explorando el mundo

En este momento el bebé necesita sentirse seguro en sus exploraciones, por lo que debe alentarse su espíritu de independencia, sus intentos de andar, sin que se vea presionado. Desde ahora hasta los 20 meses aproximadamente, el niño tomará conciencia del "hacerlo por mí mismo". Dominar lo que se propone se convierte en algo muy importante, y se frustrará cuando falle en sus intentos.
Este es también el momento en el que empieza a entender la permanencia de los objetos y lo demuestra recordándolos.

Sueño: Las pesadillas

Aunque eres tú quien debe adivinar cuál es su necesidad de sueño, por lo general, a partir del año el bebé duerme de 10 a 11 horas por la noche y un par de siestas de 1 o 2 horas de duración a lo largo del día.

A esta edad es muy probable que se despierte en mitad de la noche sobresaltado. Se debe a que en los niños prevalece el "sueño activo”.
Durante la noche los bebés están continuamente soñando, y es en estos sueños donde se reflejan todos sus temores y las impresiones vividas durante el día.
Debes abrazarlo y consolarlo hasta que se tranquilice. Puedes dejar la puerta abierta y una luz encendida. Terminará conciliando de nuevo el sueño.

Comunicación: Con una palabra basta

Durante los meses anteriores el niño ha ido afinando la capacidad de imitación. En este momento ya articula algunas palabras que ya expresan intencionalidad.

Con una sola palabra expresa una frase entera, pudiéndose referir a varias cosas distintas.
Será la habilidad de la madre la que permita que esas pocas palabras sean suficientes para crear la comunicación.

Cognitivo: El temor a la separación

La separación es la sensación más dolorosa que puede sufrir un niño a esta edad, puede sentirse aterrado de repente pierde de vista a sus padres.

Ahora que tiene más movilidad, tu niño mostrará más interés por lo nuevo.
Necesita más que nunca saber que estás ahí por si se mete en problemas, eso le dará seguridad y le alentará a seguir descubriendo cosas nuevas

Habilidades motrices: Los primeros pasos

La mayoría de los bebés, a esta edad, se pueden poner de pie e incluso desplazarse agarrándose a todo lo que van encontrando, pero aún no saben andar independientemente. Por otro lado, muchos niños son reacios a dejar de gatear, sin embargo, ponerse de pie le da una visión distinta del mundo y además le deja las manos libres para poder explorar.

El momento de empezar a andar depende de varios factores. Por ejemplo, los niños más activos y nerviosos tienden a comenzar antes que los más tranquilos y gorditos.
También influye el largo de las piernas. Aquellos con las piernas más cortas son capaces de mantener mejor el equilibrio.
Cuando tienen alguna mala caída, algunos niños tienden a desanimarse y posponer durante un tiempo su nuevo intento. Deja a tu bebé que se sienta mejor y más estable para volver a intentarlo.
Si tu niño ha pasado alguna gripe, una infección de oído o algo similar que lo debilite, espera a estar con fuerzas para realizar un nuevo intento.

Aprendizaje: el pequeño entra en acción

A partir de ahora la imaginación del niño empieza a desarrollarse y su personalidad empieza a divisarse. Al tener una mayor movilidad, necesita juguetes adecuados para adquirir estabilidad y confianza.

Juguetes que pueda empujar, como las carretillas; arrastrar o rodar.
También son muy recomendables los juegos de llenar y vaciar, los puzzles o cualquier actividad que pueda realizar con agua o arena, especialmente si se realiza al aire libre.
No te preocupes si en esta etapa es más destructivo que constructivo.
Pero no basta sólo con el juguete, para que sea realmente efectivo tu niño necesita que tú se lo expliques. Así, el niño creará un vínculo afectivo entre el juguete y tú.
No es necesario que le digas exactamente cómo jugar, si no que te pongas a su altura para descubrir juntos las posibilidades del juguete.
Tu niño debe aprender el significado de la palabra “no”, porque entonces aprenderá que hay cosas que no puede tener y lugares a los que no puede ir por su seguridad.

Apúntate al BabyClub

 

Suscríbete

Top