• 2 claves para no volver a abandonar el deporte

2 claves para no volver a abandonar el deporte

 

Muchas personas que no realizan ejercicio a menudo, cuando se animan y realizan alguna sesión esporádica con el propósito de continuarla a menudo se rinden al comprobar cómo al día siguiente los dolores en todo el cuerpo les quitan el ánimo. ¿Agujetas? No siempre. ¿Sabes cómo estirar y calentar correctamente? Hoy en el Blog de Hero te damos las todas las pautas

 

Todos tenemos algún caso en la mente. Llega la primavera, nos apetece hacer más ejercicio y pasamos de una vida sedentaria a calzarnos, por ejemplo, unas zapatillas de running y nos aventuramos a dar una carrera de 30 minutos a paso lento. Piensas que no pasa nada, que tampoco es para tanto, y sin embargo, al día siguiente el dolor en gemelos, cuádriceps, abdominales e incluso bíceps es insoportable. ¿Qué ha pasado?  ¿Fue demasiado ejercicio? No, pero ‘pasar’ de calentar al principio y estirar al final tiene un efecto letal para el cuerpo.

De hecho, los buenos deportistas se definen por dar una gran importancia en la temporalidad de sus sesiones tanto al calentamiento como a los estiramientos.

¿Estirar antes o después?

Tradicionalmente los expertos en fisioterapia y actividad deportiva recomendaban realizar suaves estiramientos al inicio de la sesión de entrenamiento pero sobretodo centrar la actividad pre-deportiva en un calentamiento progresivo, para dejar los estiramientos de la musculatura que se ha utilizado para el final de la sesión, justo después de haber terminado con dos o tres minutos de un descenso progresivo de la intensidad.

Sin embargo, nuevas corrientes de la fisioterapia nos hablan de que estirar antes de las sesiones, sobre todo si se ha tenido lesiones en la misma zona puede ser recomendable. Un caso especial tiene que ver con las lesiones de gemelos, para las que sí se recomienda estiramientos previos y posteriores al esfuerzo físico.

¿Cuánto tiempo debo dedicar a calentar y estirar?

Puede dar pereza, pero se recomienda dedicar entre 3-7 minutos tanto al calentamiento previo a la actividad física como a la recuperación y estiramientos después de la intensidad.  Así se realizaría un estiramiento básico muy completo.

Hero Muesly Barritas Hero Maridaje  No dejes el ejercicio. Estirar y calentar, dos claves para evitar lesiones tras la práctica deportiva

¿Qué músculos no debo ignorar en mis estiramientos/calentamientos?

Todos los músculos que se utilizan en el ejercicio físico que se realice son importantes de reforzar con estiramientos-calentamiento, pero por ejemplo hay varias cadenas de músculos-articulaciones que son siempre importante tener preparadas: Gemelos, cuádriceps, isquiotibiales, lumbares, tobillos, rodillas, cintura y cadera, para terminar con espalda y cuello.

Propuesta de inserción de vídeo de estiramientos básicos:

¿Qué beneficios tiene calentar y estirar?

Los beneficios son evidentes. En primer lugar se reduce el riesgo de lesiones hasta en un 75 por ciento, además se eliminan los primeros impactos que el ejercicio intenso provoca en el cuerpo. En cuanto al estiramiento final, ayuda al cuerpo a recuperar su tono después del entrenamiento, relaja los músculos y  ayuda a recuperar el equilibrio emocional y muscular después de la intensidad.

¿Y si quiero algo más?

Acudir al fisioterapeuta al menos una vez cada tres semanas en una persona que realiza sesiones de entrenamiento intensas al menos cuatro veces a la semana es más que recomendable para que mediante ejercicios de estiramiento, el profesional nos ayude a descongestionar toda la musculatura para conseguir la máxima recuperación y un rendimiento óptimo.

2 claves para no volver a abandonar el deporte

Apúntate a nuestra newsletter

Acepto los términos descritos en el Aviso Legal y Política de Privacidad             
Acepto recibir información comercial de Hero o promociones por medios postales y/o electrónicos
*Campos obligatorios
Top