10 hábitos que te volverán más sano por dentro y por fuera

10 hábitos que te volverán más sano por dentro y por fuera

¿Sabías que ser una persona sana depende de cinco factores? ¿Eres de los que piensan que por tener algunos kilos de más no estás sano? Olvídate de mitos y aprende mucho más sobre salud mental, física y emocional para convertirte en una persona mejor y entrena sobre 10 hábitos que te convertirán en una persona sana por dentro y por fuera. Hoy en el Blog de Hero nos concentramos en recuperar la vida sana que vamos perdiendo con el estrés, la falta de tiempo y la ausencia de organización

¿Qué entendemos por estar sano? Si nos acogemos a la definición de la palabra que nos ofrece la Real Academia de la Lengua, una persona sana es aquella que goza de perfecta salud en su acepción como adjetivo, o también cuenta con el significado de “libre de error o vicio, recto, saludable moral o psicológicamente”. Ver resultado RAE

Esto quiere decir que para considerarnos sanos debemos ir mucho más allá de ideas preconcebidas como llevar una dieta equilibrada, mantenernos en el normo-peso o ser deportistas. Ser una persona sana tiene un componente también emocional, psicológico y social que muchas veces en la etapa adulta, las personas suelen olvidar o despreciar. En definitiva, para llevar una vida sana tenemos que tener claro que hay que aportar seriedad al seguimiento de los siguientes temas:

1-. Dieta equilibrada

En el Blog de Hero hemos hablado con anterioridad de cómo llevar una vida sana a nivel nutricional gracias a la experiencia que nos aporta nuestro Instituto de Nutrición. Hemos explicado que no se trata de dejar de comer ningún grupo de alimentos y que la clave está en la moderación y en saber elegir cuándo comer cada cosa. Para aprender más sobre dieta equilibrada y sana, os recomendamos la lectura de los siguientes artículos:

¿Comes saludablemente? Entérate de los cinco pilares de una alimentación sana y equilibrada y manda a paseo lo que no aporta

¿Se puede comer de todo y mantener la línea?

2-. Ejercicio

No ser sedentario es el pilar básico. Para ser una persona deportista no hace falta prepararse triatlones, sino se trata de una cuestión de constancia. Es más beneficioso para la salud cardiovascular que una persona ande una hora todos los días, que el salir a correr sólo una vez por semana. El ejercicio debe adaptarse a la capacidad de cada individuo, su edad, forma física y peso. Incluso aunque no te guste el deporte, siempre hay pautas que se pueden realizar sin cansarse. Te sorprenderá cuando leas qué sencillos hábitos puedes adoptar en ésta materia para duplicar el ejercicio físico que se realiza cada semana.

3-. Salud emocional

Se trata de uno de los pilares más importantes dentro de este polímetro de vértices para ser sano. El concepto de ‘estar bien con uno mismo’, sentirse feliz, realizado, alegre y mantener buenas relaciones de comunicación y afecto con el entorno ayudan mucho en ésta materia. Desarrollar comportamientos basados en la empatía, la asertividad o la afectividad generan salud emocional. Atento a nuestros hábitos para la salud emocional que tienes más abajo. ¡Cambiarán tu vida! 

4-. Salud psicosocial

La soledad y sus efectos psicológicos son uno de los caballos de batalla, junto al estrés laboral que más condicionan la salud psicosocial de las personas en pleno siglo XXI. La tendencia cada vez más individualista y competitiva de los adultos hace que muchos de ellos vivan en una soledad psicológica y social, a veces elegida, a veces impuesta y otras muchas veces inconsciente que termina afectando a la persona. Aprender a convivir, y a disfrutar de la compañía y de la personalidad de los demás ayudará al individuo a desarrollar un yo comprometido con su entorno.

5-. Salud física

Mantenernos analíticamente sanos, por supuesto, es importante para llevar una vida sana. Contar con buenos niveles hormonales, y registros normales de azúcar, colesterol o acercarnos a nuestro peso ideal es fundamental para sentirnos también en buen estado de salud. Consulta con tu médico de cabecera cómo estás físicamente para empezar a sentirte mejor.

¿Te parecen demasiados frentes abiertos? No te preocupes, es cuestión (como casi todo en la vida) de conseguir crear hábitos saludables con los que, casi sin darte cuenta, consigas mantener cuerpo, mente y corazón sanos. Desde Hero, trabajamos para aportar alimentos sanos y equilibrados para que la parte nutritiva la tengas más que cubierta, pero… ¿Cómo se crean esos hábitos?

Hábito 1: Planifica tus comidas y cenas de toda la semana. No lo dejes al azar

Primer hábito importante para mejorar el punto relacionado con la dieta equilibrada. No dejes al azar las comidas. Planifica con lápiz y papel el menú de cada día y asegúrate de comprar los ingredientes adecuados para esas comidas y sólo eso. Deja fuera del carrito de la compra todos aquellos alimentos que no aportan nada más que problemas. ¿No sabes cómo programar tus comidas diarias? Ahí, Hero te puede ayudar. Consulta nuestra APP de recetas sanas y equilibradas, o nuestro recetario de Maridaje del Chef para elaborar tus menús de lunes a sábado rápido y sin olvidos. ¿A qué es fácil?

Hábito 2: Camina todos los días. A veces lo que parece un pequeño esfuerzo, es lo que nos mantiene en forma.

No te planifiques actividades físicas complicadas. Ve a lo seguro y básico. Anda una hora al día a buen ritmo. Imponte esa costumbre y comprueba sus beneficios. Como extras ya puedes planificar clases de spinning, running, o ejercicios de Cross Fit, pero recuerda. Lo básico al final es lo que cuenta. De nada sirve planificar grandes actividades deportivas si no se cumplen.

Hábito 3: Horas de móvil ON/ OFF

Elige tres horas al día en las cuales no toques el teléfono móvil ni los servicios de mensajería instantánea. Tres horas al día (sólo 3) en las que cualquier distracción o actividad será buena. ¿Parece una tontería, verdad? Pues te sorprenderás por dos motivos: El primero, porque costará más trabajo del que imaginas. El segundo porque empezarás a recuperar hábitos sanos como conversar, leer, cocinar…

Hábito 4: ¿Por qué no ver una serie juntos?

Busca series o películas que ver en familia al menos una vez por semana. Hoy en día no sólo puedes ir al videoclub, sino también puedes utilizar plataformas online que son videclubs a la carta para sin moverte de tu hogar puedas buscar films o series adecuadas a tu auditorio. Comparte cultura audiovisual con tu pareja, tus hijos o tus amigos. Haz que fluyan las conversaciones sobre la serie o película, y aprovecha para conocer mejor a quienes te rodean.

Hábito 5: Cocina recetas, sorprende a los tuyos

Uno de los hábitos más sencillos, saludables y anti-estrés que existen es poder dedicar tiempo a la cocina. Si te gusta cocinar, regálate un día a la semana para poder convertirte en un chef y cocinar para ti o para tu familia.

Hábito 6: Conversaciones en familia

Habla con los tuyos. Dedica tiempo a saber qué tal les ha ido el día a tus hijos, a tus padres, hermanos o pareja. Y no sólo escuches, exprésate. Es importante que nuestro entorno sepa cómo estamos en realidad. Olvida el hábito de guardarte cosas. Expresa la alegría o la tristeza. Cuanto más lo hables, más trabajas el problema y mejor te irás encontrando emocionalmente.

Hábito 7: Tiempo para ti

¿Qué te gusta hacer? ¿Darte masajes? ¿Ir al cine? Elige un capricho semanal para darte y no lo dejes.

Hábito 8: Mi pareja y yo

Si tienes pareja es muy importante seguir trabajando en ella. Para no perder la chispa, o simplemente para mantenerte ‘enganchado’ a tu otra mitad encontrar ratos para pasar juntos en la intimidad, hablar y tener contacto  físico es casi una obligación. Dedica al menos dos horas al día a tu pareja y a mantener viva la llama.

Hábito 9: Leer y aprender

Sigue aprendiendo. Ve a la biblioteca más cercana a tu casa y acostúmbrate a sacar libros relacionados con temáticas sobre las que te gustaría saber más. El saber no sólo no ocupa lugar sino que alimenta el alma. ¿No lo sabías? Elige cada mes un tema sobre el que te gustaría saber más e investiga.

Hábito 10: Recompensas

¿Lo has hecho todo bien? ¿Has pasado una buena semana? Pues date un capricho. Y de igual modo, se bueno y cariñoso con las personas que están en tu entorno (ya sea trabajo, amigos o familia) y trátales con cariño y respeto. Practica el ‘recompensing’ y regala mimos y caricias si has cumplido con esos 10 hábitos que te ayudan a ser mejor persona y estar más sano.

¿Nos recomiendas algún otro hábito? Hagamos que ésta lista crezca. Aporta tu granito de arena. Coméntanos ese hábito saludable que te ha cambiado la vida. Sigue el Blog de Hero y mantente informado de lo último en actualidad, salud, familia, embarazo, deporte, gastronomía y mucho más…