• Semana 15

Semana 15

Peso y tamaño

14 cm
110 gr

Tu bebé

El pelo de la cabeza de tú bebé está creciendo y alrededor de su cuerpo todavía hay vello fino (llamado lanugo) para protegerse de la exposición del líquido amniótico. La piel de tu bebé es tan fina que si pudieras ver dentro de tu vientre verías la formación de sus pequeños vasos sanguíneos debajo de ésta.
Algunos bebés pueden estar empezando a chuparse el pulgar de su mano.
Tu bebé empieza a desplazarse por el espacio que el líquido amniótico que le rodea, y le permite así ejercitar sus músculos. Puede que tu bebé empiece a realizar movimientos con la cabeza, la boca, los brazos, y con el resto de extremidades.

Tu cuerpo

Cada semana notarás cambios en tu cuerpo y tu estado anímico, no te preocupes, puede que te vuelvas más olvidadiza o despistada, es normal, mantén la calma porque estos síntomas son pasajeros.
Tu cuerpo sigue produciendo más sangre este mes, es importante que ingieras suficiente hierro en tu dieta para aguantar el ritmo de producción de glóbulos rojos y evitar anemia. La producción de sangre puede ser la causa de hinchazón de las membranas mucosas y ocasionarte una nariz congestionada o hemorragias nasales.
Es momento para hacer ejercicios suaves o moderados, como caminar, yoga o nadar.

Consejos de salud

Durante las semanas 15 y 20 se realiza un ultrasonido, dependiendo de tu salud y la del bebé, puede que tu especialista te la haga antes o después de este periodo. Se trata de colocar encima de tu abdomen un dispositivo llamado transductor que produce ondas sonoras de alta frecuencia que crean ecos y los convierte en imágenes visuales del bebé y así se puede detectar:

  • Defectos congénitos en los primeros meses de embarazo
  • La fecha exacta del parto
  • La cantidad de líquido amniótico
  • Posición de la placenta
  • El latido del corazón del bebé
  • Sexo del bebé (si la ecografía se realiza entre las semana 16 y 20 y el bebé deja verlo)\n\nSabemos que a algunas mujeres les preocupa la seguridad de los ultrasonidos, pero estudios que se han realizado durante los últimos años nos han mostrado que no hay evidencia de daños o efectos nocivos para el bebé, pero si tienes dudas sobre el procedimiento, consulta con tu médico.

Apúntate al BabyClub

 

Suscríbete

Top