Snacks para la vuelta al cole

Prepara los snacks más saludables para tus hijos para la vuelta al cole

Con un nuevo curso recién terminado y con el punto de mira en el que empieza, son muchos los alumnos y alumnas que han empezado a prepararse para el siguiente año escolar. Con ellos, los papis y mamis están pensando qué aperitivos saludables pueden darles a sus hijos e hijas para que puedan consumir en el recreo. ¿Quieres saber cómo preparar unos snacks saludables para que los niños puedan llevar a la escuela?

Con un nuevo curso recién terminado y con el punto de mira en el que empieza, son muchos los alumnos y alumnas que han empezado a prepararse para el siguiente año escolar. Con ellos, los papis y mamis están pensando qué aperitivos saludables pueden darles a sus hijos e hijas para que puedan consumir en el recreo. ¿Quieres saber cómo preparar unos snacks saludables para que los niños puedan llevar a la escuela?

Septiembre es el mes de la vuelta al cole, de retomar la rutina diaria de niños y padres: clases del colegio, reuniones de padres, actividades extraescolares… Además, este nuevo curso, más que nunca, debemos prepararnos para estar fuertes ante nuevos retos, reforzar nuestro organismo con nutrientes de calidad y así poder enfrentarnos mejor a los cambios climatológicos de esta época y a la gran actividad asociada al inicio del curso.

Entre las claves para empezar y continuar con éxito un nuevo curso escolar está la organización, tanto en horarios como en la alimentación. Es igual de importante ofrecer un desayuno que aporte energía a los niños cada mañana, como preparar unos aperitivos saludables para que los peques puedan tomar durante sus descansos.

Un buen snack para el recreo debe cumplir tres requisitos básicos: ser saludable, estar nutricionalmente equilibrado y que le guste al niño. Es importante encontrar un aperitivo saludable que le guste al niño, porque así se lo comerá con ganas.

Además, si conseguimos que sea rápido de preparar, ¡mejor que mejor!

Las mejores opciones para preparar snacks saludables para niños para la escuela

Como era de esperar, entre los grandes favoritos dentro de los snacks saludables para niños, está la fruta. Es sana, deliciosa y muy fácil de preparar. Aconsejamos lavarla bien, pelarla o prepararla cortada, adaptando el tamaño de los trocitos a la edad del niño  ¡así podrá comerla con más facilidad en el recreo sin mancharse!

Después de asegurarnos que nuestros peques pueden consumirlos y que no existe ningún tipo de intolerancia alimentaria o alergia hacia ellos, los frutos secos también son una muy buena opción de snack saludable para llevar al cole. Es importante, sin embargo, además de detectar posibles intolerancias, elegir frutos secos al natural, sin excesos de sal, ni potenciadores de sabor. Algunos frutos secos recomendables son las almendras, las nueces o los cacahuetes, por ejemplo.

Otra opción para la hora del recreo, son  los bocadillos con pan 100% integral o de grano completo (los cereales más nutritivos) combinados con queso o pechuga de pavo.  Los bocadillos nos permiten complementar el almuerzo o la merienda en el cole del niño con el aporte de nutrientes que el niño necesita, manteniendo sus niveles de energía de forma estable y durante más tiempo.

Acompañar los alimentos sólidos con bebidas como agua o bolsitas de fruta ayudan a mantener una dieta equilibrada y hacen que la comida del recreo sea de lo más completa.

Optar por snacks hechos a  base de ingredientes naturales como las lentejas, los guisantes y el maíz pueden ser también una magnífica opción, si vas con mucha prisa por las mañanas y no tienes tiempo de preparar un tentempié más elaborado para el recreo.

Estos snacks saludables para niños no contienen sal añadida y sus ingredientes son totalmente naturales, por lo que son una buena opción para que el niño disfrute de un buen almuerzo en el recreo, al mismo tiempo que repone su energía para seguir aprendiendo en el cole.

De esta divertida manera, el niño estará comiendo snacks ricos en cereales y legumbres 100% ecológicos, mientras se lo pasa en grande con sus compañeros de clase.

Medidas de higiene post Covid-19 para los comedores escolares

Después de los meses que hemos vivido con la pandemia del coronavirus, que obligó a cerrar todos los centros escolares durante unos cuantos meses, es necesario iniciar el curso 2020-2021 con unas medidas de seguridad y de higiene establecidas, especialmente en horas concretas como la hora de la comida o los recreos.

Algunas de las medidas de seguridad que podemos aplicar en los comedores escolares para garantizar la seguridad de los niños y adultos que vigilan son:

  • Sentar a los niños más separados de lo habitual, intentando mantener una distancia de seguridad de 2 metros siempre que sea posible.
  • Vigilar que todos los niños se laven las manos con abundante jabón antes y después de comer.
  • Por parte de los adultos, vigilar que los niños no compartan cubiertos ni vasos en ningún momento.
  • En los meses de buen tiempo, mantener las ventanas del comedor abiertas promoviendo una buena ventilación.

Algunas de estas medidas, como mantener una buena higiene en las manos, se pueden aplicar durante todas las horas escolares, incluyendo geles desinfectantes en las aulas para que los niños se laven las manos en cada cambio de hora o después de haber tocado algún elemento común como la manilla de la puerta.

También se recomienda que no compartan material y que cada niño utilice exclusivamente el suyo propio  (libretas, pinturas, etc.).

Debemos estar pendiente de la evolución de este virus en nuestro país durante los meses previos al inicio del colegio para poder aplicar unas medidas idóneas y atender a las indicaciones del Gobierno y autoridades sanitarias.

La hora de la comida en los colegios es un momento clave del día, por lo que debemos garantizar que sea un espacio seguro y limpio en todo momento.

La importancia de los comedores escolares y cómo complementar sus menús con snacks saludables para niños

Los cambios que han sufrido las jornadas laborales en los últimos años, como residir a una distancia considerable del trabajo, han provocado que la demanda del servicio de comedor escolar creciera de manera sostenida.

Son muchos los peques que se quedan al mediodía en el comedor del cole. Se calcula que un 36,4% de los alumnos de Educación Infantil y el 29,4% de los estudiantes de Primaria han utilizado los comedores escolares. Es muy importante conocer el menú que comen los peques para poder complementar la presencia de frutas, verduras y legumbres para conseguir una dieta equilibrada. Además, la ingesta del 30-35% del aporte energético y nutrientes diarios, durante al menos 8 meses, tienen lugar en los comedores escolares.

En nuestro país, alrededor de 1,7 millones de niños comen en comedores escolares: son la oportunidad perfecta para que los niños adquieran unos hábitos alimentarios saludables y desarrollen una forma de alimentación y nutrición de calidad que dure toda la vida. ¡Pero no debemos olvidar el papel tan importante que tienen las mamis y los papis!

Actualmente, existe una Guía de comedores escolares dentro del Programa Perseo, que incluye recomendaciones para que los menús escolares sean más saludables. Al incluir una gran variedad, en ocasiones, los peques pueden sentirse obligados a tomar alimentos o cantidades que no son capaces de comer, por lo que es importante una buena comunicación con los peques para saber cómo complementar esa comida desde casa.

Desde el punto de vista nutricional, forzar a los niños a comer por encima de su sensación de hambre no es nada adecuado. Con esto queremos decir, que el adulto encargado de vigilar las comidas del mediodía es quien debe decidir qué se come, dónde y cuándo para conseguir una dieta equilibrada, pero los niños deben decidir la cantidad.

Los comedores escolares deben ofrecer menús equilibrados y saludables y permitir que el niño coma la cantidad que desee, siguiendo sus sensaciones de hambre y saciedad, evitando forzarle a que se acabe el plato. Insistir u obligar a los niños para que coman un determinado alimento, porque igual que con las cantidades, es contraproducente.

Desde casa, es importante que papás, mamás y niños se repartan iniciativa y responsabilidades, dejando que el niño o niña pueda participar, en la medida de lo posible, en la selección de alimentos que quiere comer y la cantidad que va a ingerir. Papás y mamás, por su lado, debe ofrecer una ración de alimento adaptada a la edad del niño y promover un buen ambiente a la hora de comer, siendo muy conscientes de que los peques quieren imitar a sus papis y mamis.

Si tu hijo, por norma general, rechaza alimentos como las legumbres, las verduras y la fruta, siempre puedes optar por crear snacks saludables para niños para la escuela para que el niño coma de una forma más divertida.

No debemos descuidar en ningún momento los snacks que preparamos para los niños para comer a la hora del recreo, ¡pueden ser el complemento nutritivo perfecto que necesite en su día a día y un momento de diversión para los más peques!