Gincana para niños en casa

Gincana para niños en casa

En pleno invierno, son muchos los días en los que el frío o la lluvia no nos permiten pasar tiempo al aire libre con nuestros peques en los parques o dando paseos, por lo que debemos buscar la manera perfecta para que estén en casa entretenidos.

Por ello, ¡hoy vamos a ver cómo organizar una gincana para niños en casa! Para preparar este juego no son necesarias muchas cosas, tan solo algo de creatividad y muchas ganas de pasarlo bien.

¿Qué es una gincana y cómo preparar una en casa?

La gincana es un juego de competición en equipo en el que los participantes deben ir superando una serie de pruebas de distintas características. Normalmente, las pruebas suelen ser de ingenio, de habilidad, físicas o deportivas y se van sucediendo a lo largo de un recorrido establecido.

Si queremos saber en qué momento se creó este peculiar juego, debemos remontarnos al siglo XIX, cuando el ejército británico organizaba este tipo de juegos para mantener a su caballería en forma. 

Este juego pasó a utilizarse en niños debido a que trabaja una serie de valores educativos muy interesantes. Lo bueno de la gincana, es que no está limitada por un espacio concreto, por lo que se puede jugar tanto dentro como fuera de casa. Además, tiene una serie de beneficios que hace que sea un juego muy completo: 

  • Ayuda a desarrollar la inteligencia: se pueden diseñar pruebas con problemas matemáticos, con acertijos, encontrar las parejas, etc. 
  • Mejora el trabajo en equipo y la coordinación: si a la gincana quieres jugar, a tu equipo has de llamar. Y eso es así. Este juego está pensado para jugar siempre en equipo para poder ayudar a superar las pruebas entre todos. 
  • Fomenta la igualdad e inclusión: a la hora de preparar este juego siempre se tiene en cuenta los participantes y sus características, tanto su edad, como sus destrezas o limitaciones, para que todos los peques se lo puedan pasar igual de bien. 
  • Ayuda a mejorar la concentración: para poder superar este juego lleno de pistas y acertijos, es necesario estar muy concentrado todo el tiempo para que no se escape ningún detalle.  
  • Repercute favorablemente en la autoestima y en el afán de superación: para que la gincana sea emocionante para los peques, es necesario darle un punto de complejidad para impulsar que aumente la capacidad de superación del niño y reforzar de esta manera su autoestima.

3 tipos de gincana para niños en casa que podemos preparar

Existen mil maneras distintas de preparar una gincana en casa para niños; la combinación de pistas, pruebas, estrategias y demás hacen que las posibilidades de que cada juego sea diferente sean infinitas.  

  1. Una de las gincana más habituales es la de seguir las notas que están esparcidas por la casa. Estas notas incluyen pistas para llegar a la siguiente nota y así sucesivamente hasta dar con el premio final. En estas notas se pueden incorporar acertijos para que los peques tengan que averiguar dónde está escondida la siguiente pista. ¡Será más divertido! Para los más peques que todavía no saben leer, las notas pueden incluir un dibujo de un objeto o mueble de la casa al que acudir para encontrar la siguiente pista. 
  2. Otro tipo de gincana sería aquella en la que hay que ir descubriendo las distintas partes de un mapa (en este caso puede ser un mapa de la casa) en el que se indique dónde está el tesoro. Para conseguir las distintas partes del mapa será necesario superar una serie de pruebas que pueden ser quien colorea antes un dibujo, acertar una descripción de un objeto de la habitación, etc. Es necesario tener en cuenta la edad del peque para elaborar las pruebas. Por ejemplo, si el peque todavía tiene una edad muy temprana, una prueba apta para su madurez sería poner varias ceras de colores en una mesa y varios dibujos de animales y que tenga que asociar cada color a un animal.  
  3. Un tercer tipo de gincana sería aquella centrada en retos físicos y de habilidad. En este tipo de gincanas podemos incluir pruebas como atravesar la habitación con un huevo cocido en una cuchara sujetado con la boca, esconder una pista en un vaso y mezclarlos con otros para adivinar en cuál se esconde, derribar un grupo de botellas colocadas como si fueran bolos con una pelota, etc.  
Gincana para niños en casa: dos hermanos

Pasos para preparar una gincana para niños en casa

  1. Decide las zonas o zona de la casa en la que se va a desarrollar el juego. Ten presente que se necesita cierto espacio, por lo que puedes combinar varias habitaciones si lo prefieres. 
  2. Una vez tenemos el escenario de nuestra gincana, hay que tener presente los peques que van a participar, para ajustar las pruebas a su edad y sus capacidades.  
  3. Para que la gincana sea entretenida, debe ser variada para que los peques no se acaben aburriendo. Así que intenta incorporar pruebas distintas que combinen creatividad, deporte, obstáculos, etc. 
  4. Incluye disfraces y hazla temática. ¡Les encantará!  

Para ponerle la guinda final a lo que iba a ser una aburrida tarde lluviosa y de frío que acabó siendo una tarde memorable para los peques, añade una deliciosa merienda para recuperar energías después del juego. Prepara una mesa con distintos snacks saludables, zumo y algo de fruta. ¡Estarán hambrientos después de tanta prueba y acertijo!  

 

pack minions

Pack Merienda Minions

Nuestro nuevo Pack Merienda Minions (que incluye juegos, regalos, coloreables y mucho más en su interior) es perfecto para un día de gincana en casa.

Compra aquí tu pack de minios

¡Deja volar tu imaginación y sorprende a tus peques con la mejor gincana para niños en casa! ¡Crea pruebas diferentes y prepárate para pasarlo en grande en familia!