• ¿Eres adicto al trabajo? Descubre qué hay detrás de ese enganche a la oficina

¿Eres adicto al trabajo? Descubre qué hay detrás de ese enganche a la oficina

Workaholic o Trabajoalcohólico. Todos conocemos a alguien, o quizás nosotros mismos en alguna etapa de nuestra vida en la que la obsesión por permanecer ocupados y productivos ha dado al traste con nuestra vida personal, social e incluso laboral. Fomentar el tiempo libre y los hobbies y conseguir equilibrio personal son las bazas para no caer en esta adicción, tan dura y descarnada como otras peligrosas combinaciones. ¿Te quedas con nosotros?

 

Según la Organización Internacional del Trabajo, en España hay un 8 por ciento de la población activa que sufre este trastorno. Se trata de hombres y mujeres que dedican a la actividad laboral más de 12 horas al día para huir de sus problemas personales, o de su vida social en general. Este tipo de comportamientos suele generar problemas en la salud tales como depresión, hipertensión, accidentes cardiovasculares, ansiedad, etc… Entender qué es un adicto al trabajo, por qué empieza a desarrollar este problema y sus posibles tratamientos nos permitirá mejorar la calidad de vida de quienes lo sufren y la de sus familiares y amigos.

Hoy en el Blog de Hero nos centramos en un problema que va en aumento durante los últimos años. La búsqueda de la realización en el trabajo y el éxito profesional conduce a personas de todo tipo de condición a coquetear con una adicción laboral que tiene las mismas consecuencias que otras adicciones a drogas o alcohol: El aislamiento, la soledad y la desesperación.

¿Qué hay detrás de un adicto al trabajo?

El término adicto al trabajo fue utilizado por primera vez en 1968. La cosa viene de lejos. Detrás de una persona adicta al trabajo hay un inadaptado social, una persona con problemas de introversión y autoestima, o, por ejemplo, alguien necesitado de reconocimiento y halagos que entiende como un elemento de éxito el trabajo sin descanso. Nos sorprenderíamos de la cantidad de personas que viven bajo una potente lupa de autoexigencia, lo que se ha convertido en una desviación de las necesidades vitales hacia una línea tangente que relaciona trabajo con reconocimiento y reconocimiento con felicidad. El problema es que esa línea nunca llega a materializarse, y detrás de un adicto al trabajo sólo encontramos a una persona incapaz de conseguir tranquilidad, paz y felicidad.

 

¿Cuáles son los primeros síntomas?

No hay que alarmarse si como personas ambiciosas y preparadas buscamos el éxito profesional en la vida. No se trata de eso, eso es bueno. Pero si nos encontramos con alguien, un compañero, un familiar o nosotros mismos, que trabajando 12 horas al día se lleva trabajo a casa, y hace lo mismo los fines de semana, comienza a tener actitudes que lo aíslan y sólo se deja llevar por los actos profesionales, tenemos un problema.  Detrás de un adicto al trabajo hay una persona infeliz, y el tratamiento de esta adición tiene mucho que ver con el encuentro con uno mismo, con el refuerzo de los lazos de amistad y familiares, con la búsqueda del amor y sus cuidados y sobre todo con la aceptación de uno mismo.  Ponerse en manos de un psicólogo y aceptar que tenemos un problema es el primer paso para la recuperación.

Para finalizar hemos de decir que es cierto que el trabajo trae mejores condiciones de vida y una gran satisfacción con nosotros, pero todo en su justa medida, pues un exceso no sólo puede derivar en problemas de salud, si no que podemos perder relación con las personas que más queremos, incluidos nosotros mismo. Así que empieza a pensar que ¡el trabajo no lo es todo!

¿Eres adicto al trabajo? Descubre qué hay detrás de ese enganche a la oficina

Apúntate a nuestra newsletter

Acepto los términos descritos en el Aviso Legal y Política de Privacidad             
Acepto recibir información comercial de Hero o promociones por medios postales y/o electrónicos
*Campos obligatorios
Top