• ¿Estrés? ¡Dile adiós con los mejores masajes relajantes para darte en casa!

¿Estrés? ¡Dile adiós con los mejores masajes relajantes para darte en casa!

¿Hay veces en las que el día a día puede contigo? ¿Te notas tenso o tensa y no consigues descansar ni siquiera durante el fin de semana? ¡Quizá es que el estrés acumulado está haciendo mella sobre tu cuerpo! Las obligaciones diarias, el trabajo, los niños y un sinfín de preocupaciones suelen hacer que la tensión se apodere de nuestros músculos y nos encontremos cansados sin saber muy bien por qué. Si este es tu caso, ¿por qué no te planteas hacerte un buen masaje relajante?

 

Los masajes tienen muchísimos beneficios sobre el organismo y hoy queremos hablarte sobre ellos y sobre cuáles son los tipos de masajes más relajantes que podrás hacerte en tu propia casa. ¿Nos acompañas a descubrirlo? ¡Seguro que al final te apetece probarlos todos!

Masajes relajantes en casa: ¿cómo hacerlos?

Seguro que más de una vez te ha apetecido escaparte hacia un spa o un salón de masajes para que te mimen un rato y te deshagan esos nudos en la espalda, ¿verdad? Pero, por desgracia, no siempre tenemos tiempo para ello. Así que veamos cuáles son esos masajes que puedes hacerte tú o con los que puedes cuidar a tu pareja después de un largo día de trabajo:

 

#1 Masajes en los pies

Después de pasar muchas horas de pie o caminando, los pies son una de las partes del cuerpo que más sufre. Para calmarlos, introdúcelos en agua caliente con un poquito de sal durante 20 minutos: ¡verás cómo se relajan automáticamente! Después, ponte una pelota de tenis bajo la planta, apoya tu peso en ella y hazla rodar desde el talón hasta los dedos. ¡Es increíblemente relajante!

A continuación, amasa toda la planta del pie, incluido el espacio entre los dedos, con toques suaves y movimientos de fricción: así activarás la circulación sanguínea. Si quieres, puedes alargar este masaje por el tobillo y el gemelo realizando toquecitos con las palmas de las manos para aliviar tensiones.

 

#2 Los brazos

Pasar muchas horas detrás de un escritorio es la mejor forma de que te duela todo el cuerpo, pero una de las partes que más se resienten suelen ser las manos y los antebrazos. Para aliviar la tensión del antebrazo, estíralo con la palma hacia arriba y rodéalo con la mano a la altura del codo: ahora, haz girar el brazo estirado hasta que la palma quede mirando hacia abajo haciendo una leve presión con la otra mano y deslízala hacia abajo en dirección a la muñeca.

Si tu principal problema son las manos, estira una de ellas con la palma hacia arriba y con la otra estira tus dedos hacia abajo, como si quisieras que tocaran el dorso de la mano. Otro ejercicio muy bueno consiste en presionar las palmas de tus manos a la altura del pecho e ir bajando hacia el abdomen: sentirás cómo la tensión se acumula en la muñeca. Aguanta unos segundos y libera despacio, ¡te relajará al momento!

 

#3 Cuello y hombros

Este es un hit del dolor diario. Hombros, cervicales… ¿Quién no ha sentido cómo se agarrotan después de muchas horas de trabajo? Una gran solución para esto también implica trabajar con una pelota de tenis: sitúate contra una pared y apóyala en tu cuello u hombros. Levanta uno de tus brazos y haz rodar la pelota por tu espalda, moviendo la cabeza de lado a lado.

Si tu dolor se centra más bien en la parte de la clavícula, puedes utilizar un poquito de aceite de masaje para realizar suaves movimientos circulares por toda la zona y aplicar presión con las yemas de los dedos.

 

#4 Cabeza

Si quieres relajarte o que tu pareja se olvide del día a día durante un rato, prueba este tipo de masaje. Consiste en realizar movimientos circulares muy suaves sobre el cuero cabelludo, ejerciendo algo más de presión en las sienes y la zona cervical. Empieza por círculos pequeñitos y ve aumentando el tamaño a medida que pasa el tiempo, ¡es súper relajante!

 

#5 Masaje facial

El rostro es uno de los lugares donde más tensión se acumula y donde más se nota el peso de la rutina, así que un buen masaje facial de vez en cuando es perfecto para relajar la zona. Para ello, haz movimientos suaves en sentido ascendente desde el cuello, ejerciendo presión con las yemas de los dedos. Incluso puedes darte pequeños toquecitos en algunas zonas, como el contorno de ojos.

 

Masajes relajantes: ¿cuáles son los principales beneficios?

Entre los múltiples beneficios de los masajes relajantes, el más importante es la relajación, claro está. Someterte a este tratamiento te ayuda a deshacerte de la tensión de los músculos y a alcanzar una sensación de paz y de bienestar que aleja el estrés y la ansiedad de tu mente. ¿Por qué? Pues porque, según afirman diferentes estudios, cuando te haces un masaje tu cerebro libera cortisol, una hormona que ayuda a combatir el estrés.

Esto hace que un buen masaje relajante te ayude a dormir mejor y facilite la respuesta de tu sistema inmunológico, que estará menos fatigado por culpa del estrés. Así que ahora que ya sabes cuántos beneficios tiene un masaje, veamos cuáles son los factores clave que te ayudarán a disfrutar al máximo de un masaje casero, ¿vale?

  • Música. Con herramientas como YouTube al alcance de la mano, ya no tienes excusa para no disfrutar de una música chill out totalmente relajante con la que amenizar tu momento de masaje. Apuesta por una melodía pausada, armónica y que te ayude a evadirte.
  • Luz. Cuanto más tenue, mejor. Lo ideal sería apostar por velitas, que darán un plus de calidez al ambiente, pero quizá te da pereza tener que colocarlas, encenderlas y apagarlas. Si es así, una lámpara de sobremesa también puede servirte. ¡La idea es que la iluminación sea suave!
  • Aromas. Velitas, aceites esenciales… La aromaterapia tiene un gran poder sobre el cuerpo y la mente, así que procura incluirla en tus masajes relajantes. El aceite de lavanda, el de manzanilla o el de romero son algunos de los que más te servirán para deshacerte de la tensión muscular.

¡Y ahora sí que sí! Ya sabes todo lo que hay que saber para poder disfrutar de masajes relajantes en tu propia casa. Y recuerda: la práctica hace al maestro, así que… ¡Cuánto más practiques, mejor!

¿Estrés? ¡Dile adiós con los mejores masajes relajantes para darte en casa!

Apúntate a nuestra newsletter

Acepto los términos descritos en el Aviso Legal y Política de Privacidad             
Acepto recibir información comercial de Hero o promociones por medios postales y/o electrónicos
*Campos obligatorios
Top