• Del Homo Sapiens al Homo Atareado ¿Por qué nos exigimos tanto? Aprende a delegar, organizar tareas y descansar

Del Homo Sapiens al Homo Atareado ¿Por qué nos exigimos tanto? Aprende a delegar, organizar tareas y descansar

El ser humano del Siglo XXI es el homínido que más presión tiene en su edad adulta por aprovechar al máximo sus horas despierto. Queremos hacer de todo, ser buenos en el trabajo, cuidarnos con deportes exigentes, tener tiempo para nosotros mismos, cuidar de nuestra pareja, innovar en experiencias… Toda esa exigencia pasa factura y muy a menudo nos encontramos frustrados por habernos puesto el listón demasiado alto. Hoy en el Blog de Hero hablamos del fenómeno del ‘Multitasking’ y daremos pautas para aprender a organizar tareas, delegar y descansar. ¿Te quedas con nosotros?

Son las 7 am y Andrea empieza su día. Tiene programado después de dejar a los niños en el colegio una jornada laboral intensa en la que buscará sacar el máximo partido a su empresa con reuniones y más reuniones, y ejecuciones de tareas que lleva arrastrando desde hace varios días. No quiere descuidar su línea así que pretende cuando termine de trabajar, después de haber comido una deliciosa receta saludable que sacó de la App de Hero, salir a correr una hora justo antes de volver a recoger a los niños del colegio y llevarlos a clases extraescolares. En un ratito libre quiere ir a darse una sesión de belleza porque no está dispuesta a descuidarse a pesar de ser mamá y trabajadora. También ha sacado una receta de Internet que pretende cocinar para cenar, y apurará el final del día, después de haber ayudado a sus hijos con los deberes, con la lectura de su libro mensual y carantoñas con su pareja, a la que no quiere descuidar. ¿Cómo terminará el día de Andrea? Frustrada, porque mientras que esto era lo que ella planeaba y fantaseaba la realidad del día de Andrea fue éste:

 Son las 7 am y Andrea empieza su día. Como no se acordó de ir a comprar el día anterior alimentos para hacerse verduras o una ensalada para comer, ha cogido un sobre de un plato de pasta precocinado. Después de dejar a los niños en el colegio, al llegar a la oficina no ha podido adelantar las tareas pendientes porque se ha entretenido hablando y consultando los correos atrasados, dando prioridad a las menos importantes para dejar de lado las más productivas. Encima, después de comer se ha sentido hinchada. Tenía previsto salir a correr, por aquello de hacer algo de ejercicio, pero después de recoger a los niños del colegio no se ha visto con fuerzas. Como le ha dado pereza salir de casa, al final tampoco ha ido a darse esa sesión de belleza, y como consecuencia no se siente guapa como para intentar carantoñas con su pareja. Y encima al empezar a leer el libro se quedó dormida.  ¿Qué le ha pasado?

Multitasking, nuestro peor enemigo

 Y es que el exceso de planificación sin cabeza se nos vuelve en contra. Está bien que el ser humano trate de exprimir su tiempo efectivo al máximo, pero la tendencia al estrés provocado por una mala planificación o una ‘súper planificación irreal’ nos convierte en habitantes de éste mundo malhumorados, estresados y frustrados. ¿Cómo podemos evitarlo? Muy sencillo. Planifica el día sólo con las tareas que realmente puedes hacer. Para calcularlo escribe en tu cabeza las tareas que piensas que puedes hacer y quítale tres. Si cuando las estés realizando te da tiempo a alguna más, lo vivirás como una victoria, en vez de una frustración si planeas muchas y finalmente no puedes afrontar ninguna.

 Hero Maridaje  Del Homo Sapiens al Homo Atareado ¿Por qué nos exigimos tanto? Aprende a delegar, organizar tareas y descansar

 

Organízate mejor con dos trucos: Delega y prioriza

Delegar y priorizar son dos tareas complicadas que quienes son líderes en manejar equipos y situaciones gobiernan estupendamente. Para poder aprovechar bien el tiempo es importante aprender a priorizar lo realmente importante o inmediato, con aquello que podemos dejar para otro día o que es superfluo y no va a aportar nada a nuestra jornada. Un ejemplo práctico: Digamos que un periodista llega a su oficina y tiene que entregar un reportaje importante, pero primero abre la carpeta de correos entrantes. Lo que conseguirá es cansarse para cuando emprenda la tarea de escribir, además de retrasar la entrega de su reportaje. Un acto tan sencillo como decidir primero escribir y luego una vez terminado ese reportaje y entregado abrir los correos le puede ahorrar un 30% del tiempo de esa mañana. ¿Sabes priorizar? Para dar prioridad lo único que tienes que pensar es en lo siguiente:

1-. ¿Lo necesito para hoy?

2-. ¿Es una tarea que si no la hago me crea tapón para el resto de tareas que quiero realizar?

3-. ¿Es una tarea cuyo beneficio es real y rápido?

4-. Consecuencias de retrasar esa tarea”

Otro de los comportamientos interesantes que más cuesta al ser humano, sobre todo a aquellas personas que son perfeccionistas y entregadas con su trabajo es el delegar tareas en otros miembros del equipo. Sin embargo, si  no se delega por mucha capacidad de trabajo que se tenga se corre el riesgo de taponar la productividad de tu propia empresa o trabajo. Además, cuando no delegamos, el equipo asume un rol secundario o corremos el riesgo de que se sientan infravalorados.

Descansa, el descanso también es una forma de mejorar

Nadie rinde bien con fatiga, falta de sueño o exceso de preocupaciones. Dormir cuando estamos estresados nos parece siempre una pérdida de tiempo, pero nos ayudará a mejorar el rendimiento y el estado de ánimo mientras hacemos nuestro trabajo. Duerme todos los días al menos 8 horas, y si acumulas falta de sueño, antes de emprender una tarea importante simplemente échate un par de horas en un sofá. Al despertar notarás que las ideas fluyen, tu ritmo cardiaco se normaliza y rindes mucho más.

Del Homo Sapiens al Homo Atareado ¿Por qué nos exigimos tanto? Aprende a delegar, organizar tareas y descansar

Apúntate a nuestra newsletter

Acepto los términos descritos en el Aviso Legal y Política de Privacidad             
Acepto recibir información comercial de Hero o promociones por medios postales y/o electrónicos
*Campos obligatorios
Top